La última batalla


Sexo en la guerra de Vietnam
5 septiembre 2009, 16:06
Filed under: Guerra de Vietnam | Etiquetas: , ,

En todas las guerras aumenta la promiscuidad, pero en la de Vietnam esta circunstancia se unió al gran aperturismo sexual que se vivía en los EEUU durante la década de los 60-70.

En Vietnam, la prostitución tanto por el precio como por la oferta, estaba al alcance de todos, y en las ciudades grandes como Saigón o Hue, los proxenetas rodeaban con sus ciclomotores los vehículos militares para ofrecer estos servicios a los soldados, y en las calles era normal que los abordaran con el célebre “¡Eh Joe! ¿Quieres bum-bum?”


Saigon, la Perla de Oriente, en 1968

Para hacernos una idea de la magnitud que tuvo la prostitución, conviene señalar que en el punto álgido de la guerra, en Vietnam del Sur había casi medio millón de prostitutas, igualando aproximadamente al número de soldados americanos desplegados en el país (también hay que tener en cuenta que además de militares americanos, había civiles como constructores, contratistas…etc)

Los hombres buscaban diversos tipos de relaciones. Algunos querían algo esporádico mientras otros deseaban algo duradero, dando origen en este caso al llamado “Bungalowing” que consistía en pagar a una mujer por una semana, un mes o incluso o un año para alojarla en un apartamento y pasar con ella los días de permiso.

En muchas ocasiones las parejas se enamoraran y se casaban, dándose incluso casos de esposas americanas que volaron a Vietnam para recuperar a sus maridos. En el año 1968 una mujer americana desesperada se presentó en Saigón y para llamar la atención y que se atendiera su demanda, se desnudó durante un acto del Embajador.

El caso de “Playboy” fue también curioso, ya que las subscripciones durante esa época aumentaron a 7 millones, y los soldados escribieron para que la playmate del año 1966 (Jo Collins) para que fuera la que les entregara sus ejemplares, cosa que efectivamente hizo.


Jo “GI. Jo” Collins

Naturalmente, los barracones de las unidades estaban empapelados con los posters de las chicas y los ejemplares circulaban por las Bases.


Ojeando un ejemplar en Khe Sang

Las enfermedades venereas causaron muchos problemas, ya que a pesar de las películas educativas que se mostraban a los soldados, fue el caso médico mas diagnosticado, afectando a un 28% de los hombres y debiendo ser tratado con penicilina.
Los hombres eso sí, se cuidaban bien de evitar contagiarse cuando se aproximaba la fecha de su licenciatura, ya que en caso de estar enfermos ese día, no podrían abandonar el país hasta estar curados.

Una anécdota curiosa ocurrió en la zona de An-Khe, en las Tierras Altas Centrales, lugar donde 21.000 hombres de la Primera División de Caballería tenían su campamento.
Cuando 1/3 de ellos se vieron afectados por enfermedades venereas se decidió vetar su salida a la ciudad y así evitar mas contagios. Como se esperaba, no se produjeron nuevos casos, pero tanto la moral de los hombres como la economía local cayeron en barrena.
En consenso con los ancianos del pueblo se decidió construir un gran bourdel (10 Hectáreas) consistente en 40 salones de hormigón rodeados de una valla. Se dio a las mujeres una identificación y se las efectuaba controles médicos periódicos para evitar contagios.
A este gran prostíbulo se le llamó “Disneylandia Oriental”.

También había varios mitos relativos al mismo tema. Se comentaba que existían lugares donde las mujeres intercambiaban favores sexuales por granadas de mano u otras armas, y que muchas de las prostitutas de lujo eran espías enviadas por el Norte con el fin de obtener información de los Oficiales americanos y survietnamitas.

Lo mas triste de todo fue el futuro de los aproximadamente 8.000 niños y bebes asiamericanos que quedaron en el país tras finalizar la guerra. Eran niños fácilmente identificables por sus rasgos occidentales y que fueron tratados como parias.
Odiados por las gentes del Norte (por ser hijos de americanos) y por los del Sur (guardando rencor a sus antiguos protectores por haberles abandonado).
Estos niños eran conocidos como “Bui-doi” o hijos del polvo, y muchos no obtuvieron el visado norteamericano hasta que gracias a las presiones de la ONU, en 1982 el Consulado Americano se lo ofreció a ellos y a sus familias.

About these ads

7 comentarios so far
Deja un comentario

a mi me gusta leer todo sobre esta guerra ojalá publicaran mas hstorias. y se les dieran a oportunidad a esos niños salir de vietnam al final de cuentas son norteamericanos.

Comentario por carmenlisset

Un tema escabroso pero al mismo tiempo muy interesante es la realción que se establece por comportamiento sexual de los actores involucrados. El corolario de todo resulta en una generación huerfn Y apátrida. El echo se conoce a lo largo de la historia del mundo y me interesaria conocer estudios sociológicos y o antropológicos, u otros, que apunten en este sentido. Buen comienzo para un trabajo de investigación cientifica.

Comentario por Alfonso E Madrid

Necesito contactar a guionistas de cine que hablen y escriban el español!

Comentario por Alfonso E Madrid

¡ que lástima de juventud sacrificada en aras del capital norteamericano!. Hoy serían abuelos jóvenes que estarían disfrutando de sus hijos y nietos en cualquier lugar de EE. UU. y que engañados por sus políticos entregaron a su patria con valor y honor lo más preciado que tenían: SU JUVENTUD Y SU INOCENCIA. Siempre los he admirado y respetado, porque por razones edad y de prefesión me siento identificado con ellos. Más información sobre esa estúpida guerra es los que los interesados en el tema necesitamos, tanto en el tema bélico como en el social a se vuelta a U.S.A.

Comentario por Manuel López García

Manuel, no voy a hacer comentarios (porque supongo que los conoces) acerca de los jóvenes, y no tan jóvenes, que fueron asesinados, martirizados, ejecutados sin garantías legales, y marcados para el resto de sus vidas, en nombre del comunismo soviético, chino, coreano, europeo, etc, etc, por y para sus distintas guerras imperialistas (Afganistán, sudeste asiático, etc.) Si existe algo que me repugna especialmente es la cortedad de miras, enfatizadas por el sectarismo, que únicamente miran y critican en una sóla dirección.

Comentario por Jean

no pues que barbaro que nosotros como seres humanos causemos dolor a nuestra mismo especie es insolito el pensar el dolor erefdado sin que lo merecieran me encantaria que informaran sobre la suerte de esos noños desafortunados

Comentario por liliana

Vietnam: duty honor country..our was a noble cause.Ahi se peleo por la libertad en contra del totalitarismo comunista.

Comentario por Cruzado




Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 43 seguidores

%d personas les gusta esto: