La última batalla


Ataque “Giretsu” en Okinawa

El origen de esta unidad japonesa de la WWII tiene su origen en las operaciones ejecutadas por los bombarderos B-29 pertenecientes al 21º Mando de de las Fuerzas Aéreas de los EEUU y bajo las órdenes del General de División de los EEUU Curtis E. LeMay, los cuales tuvieron un papel fundamental en la guerra del Pacífico.


General LeMay

El Almirante Chester Nimitz, comandante en jefe de las Fuerzas Estadounidenses en el Pacífico ordenó el 27 y el 31 de Marzo de 1945 que se ejecutaran duros ataques contra los aeródromos japoneses de Kyushu, base de operaciones para los pilotos kamikazes japoneses. Estos bombardeos salvaron la vida de miles de soldados americanos el 1 de Abril, el día de la invasión de Okinawa.

Ante la sorpresa generalizada ese día no hubo apenas resistencia durante el desembarco y los aeródromos de Yontan y Kadena se tomaron con facilidad, aunque eso sí, el posterior hostigamiento desde la línea defensiva de Shuri fue constante, alternándose el fuego artillero con ataques aéreos de los cazas japoneses.

A medida que avanzaba la guerra (Abril y primeros días de Mayo) se sucedieron 97 misiones mas sobre los aeródromos de Kyushu, destruyendo unos 500 aviones japoneses.

El 11 de Mayo el Almirante Nimitz ordenó que se volvieran a atacar con firmeza las grandes ciudades japonesas con la intención de someter a Japón a base de ataques aéreos y no tener que recurrir a la temida y con total seguridad dramática invasión. Los ataques fueron de tal entidad que a mediados de Junio mas de 1/3 de las zonas urbanas de Tokio, Osaka, Nagoya, Kobe y Kawasaki estaban reducidas a escombros.

La mayoría de estas misiones de los B-29 partían de las bases de Guam, Saipan y Tinian, lo que implicaba un largo vuelo sobre el mar. Ante esta circunstancia y viendo que los aviones dañados tenían que aterrizar de manera forzosa en Iwo Jima se empezó a ver a los aeródromos de Okinawa como posible base potencial, pero en esos momentos, además de que la pista no contaba con la longitud adecuada para permitir el aterrizaje o despegue de estos superbombarderos, las operaciones en Yontan y Kadena se centraban en apoyar a las fuerzas terrestres y en defenderse de las oleadas kamikazes.

La noche del 24 de Mayo tuvo lugar uno de los hechos mas sorpresivos de toda la guerra del Pacífico.
Doce bimotores japoneses Mitsubishi Ki-21 “Sally” partieron de Kyushu con el fin de llevar una misión suicida que causara el mayor daño posible en Yontan y Kadena, mucho mas que el que pudiera causar un ataque kamikaze, se trataba de un ataque aerotransportado.

De los 12 Mitsubishi cuatro sufrieron problemas en el motor y regresaron a su base, cinco fueron interceptados por los cazas estadounidenses y tres fueron abatidos por las baterías antiaéreas. Sólo uno de ellos llegó a Yontan, pero a diferencia de otros ataques en esta ocasión el bimotor aterrizó de panza sobre la pista y de su interior salieron una docena de comandos “Giretsu” armados de granadas, rifles y cargas de TNT con la intención de destruir cuantos mas cazas mejor.


“Sally” 546 que tomó tierra en Kadena

Como ya he señalado, la causa que originó la creación de este grupo de comandos hay que buscarlo en concreto en el acontecimiento ocurrido el 24 de Noviembre de 1944, fecha en la que se produjo el primer bombardeo de los B-29 de LeMay sobre Tokio desde las Islas Marianas, y cuando el posterior contraataque japonés fue insuficiente para impedir la creación de una base americana estable en dicho lugar.

El capitán Michiro Okuyama fue seleccionado para dirigir esa unidad especial. Él era en esos momentos el Comandante del “1st Raiding Regt’s Engineer Co” especializado en técnicas de sabotaje y demolición.
La misión original encomendada por el IGHQ (Cuartel General Imperial) era ejecutar una misión suicida sobre el aeródromo de Saipan para destruir los B-29.

Okuyama formó su unidad a partir de 126 hombres llamándola “Unidad Aerotransportada Giretsu” (Giretsu significa “el respeto de la fe”) y organizando 5 pelotones a mando de los Tenientes Utsuki, Sugata, Murakami, Yamada y del Capitán Watabe.


El Capitán Michiro Okuyama saluda a sus hombres

El 5 de diciembre la unidad se trasladó a las instalaciones de la Academia Aérea de Saitama. Allí diez oficiales de inteligencia de la Escuela Militar de Nakano, expertos en sabotajes se unieron a la recién creada unidad (dos por pelotón).

En Saitama se crearon maquetas de los B-29 para empezar a efectuar unas duras e intensas maniobras
Okuyama insistía en que cada hombre debía destruir al menos dos o tres aviones, continuando la misión incluso si él moría en el intento.

El 22 de Diciembre la Unidad Giretsu realizó una demostración para el alto mando japonés. Los comandos corrían rápidamente en medio de la oscuridad como si fuese pleno día y colocaban los explosivos en las maquetas de forma tremendamente hábil. Los observadores quedaron impresionados por el espectáculo, y debido a su rapidez y precisión se les llegó a comparar con los Ninjas.

Aunque el comando Giretsu estaba listo, la preparación de la unidad de transporte aéreo se había retrasado ya que los pilotos de los nuevos Mitsubishi Ki-21 “Sally” eran aún inexpertos para realizar un largo viaje a través del mar.

El ataque fue planificado no obstante para el 17 de Enero de 1945, siendo trasladados los hombres a la Base Aérea de Hamamatsu. Sin embargo los raids norteamericanos afectaron a las reservas de combustible y arruinaron el proyecto de reabastecimiento en los aeródromos en Iwo Jima, provocando que la misión a las Marianas fuera cancelada.
La siguiente misión encomendada a los “Giretsu” fue atacar los aeródromos de Iwo Jima (tomados por los Marines en Marzo), pero al caer la guarnición japonesa la misión fue también cancelada.

La unidad no fue disuelta, y los comandos quedaron dispuestos y listos. Este período fue especialmente difícil para esos hombres ya que al formar parte de un grupo suicida la espera y los privilegios respecto al trato que recibían supuso una enorme carga.

El 15 de Mayo el 6º Ejército Aereo solicitó al IGHQ la utilización de los “Giretsu” para neutralizar los aeródromos de Okinawa. Los comandos y la 3rd Independent Flying Unit viajaron al aeródromo de Kengun en Kyushu para preparar la denominada “Operación Gi”.

Se dispuso de 12 bombarderos despojados de todo armamento para reducir su peso. Ocho de ellos llevarían al Capitán Okuyama con su 1º, 2º y 5º pelotón a Yontan estando el resto al mando del Capitán Watabe con destino a Kadena (pelotones 3º y 4º). El plan era despegar de Kengun y aterrizar en Okinawa antes de anochecer. Se destruirían los aviones e instalaciones para posteriormente tomar posiciones y evitar la recuperación de los aeródromos mediante el uso de armas automáticas.

Al menos 50 cazas y bombarderos atacarían los aeródromos antes de la llegada de los comandos a modo de distracción y al día siguiente una contraofensiva a gran escala atacaría la flota americana.

El personal de Yontan no estaba preparado para repeler este tipo de ataque, y la mayoría de los hombres se encontraba desarmados y a cubierto dentro de los pozos de tirador viendo con impotencia como los japoneses corrían de un lado a otro y los aviones estadounidenses eran devorados por las llamas iluminando la noche.

Pronto se desencadenó una gran confusión y el fuego cruzado (el fuego amigo provocó la mayoría de las bajas americanas, 18 heridos y un muerto).

La amenaza se neutralizó a la 1 de la mañana del 25 de Mayo cuando el último atacante japones fue abatido mientras se escondía en un bosque cercano.


Giretsu abatido

Cuando amaneció se contaron 69 japoneses muertos, algunos de ellos eran miembros de la tripulación y de los otros tres aeronaves derribadas por las baterías de 40 y 90mm. Algunos parecían haberse suicidado y no se hicieron prisioneros.

Nueve aviones americanos fueron destruidos (tres Corsair, dos Privateer, y dos naves de transporte), veintinueve fueron dañados (entre ellos dos B-24) y 265.000 litros de combustible se perdieron.

Actualmente hay levantado en la isla de Okinawa un Memorial en homenaje a estos hombres:


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



Sic Semper Tyrannis

Selección de Artículos de la Guerra de Secesión Americana

Al otro lado de ese Derecho

Si todos estamos de acuerdo... algo no funciona. A estas alturas ya debemos saber que, en cuestiones jurídicas, todos llevamos un seleccionador dentro.

La última batalla

Historia, personajes y material de guerra

My Vietnam Experience

The Vietnam War, through my eyes.

A %d blogueros les gusta esto: