La última batalla


Tora Bora, buscando a Bin Laden (II)
21 junio 2009, 9:50
Filed under: Operaciones Bélicas | Etiquetas: , , , ,

El 3 de Diciembre del 2001 durante la búsqueda por parte de las fuerzas americanas del lider de Al-Qaeda en esas escarpadas montañas, que se elevan a más de 4000m, tuvo lugar una importante batalla.

Como ya sabemos, Tora Bora es un complejo de cuevas situado en las Montañas Blancas en la zona oriental de Afganistan, 56 kilómetros al sudoeste de la capital provincial de Jalalabad y cerca del Paso de Khyber, el más importante de los que conectan Pakistán con Afganistán.

Los habitantes de esta región son de la etnia pasthún, y siempre han considerado ese paso clave como propio, imponiendo peajes a los viajeros, suponiendo esa extorsión su mayor fuente de ingresos y mostrando por tanto gran aversión y feroz resistencia ante posibles injerencias o invasiones.
Bin Laden no tuvo necesidad de comprar la lealtad estos jefes tribales, ya que ellos lo respaldaban. Él era uno de los pocos musulmanes no afganos que en los últimos años se había alineado con ellos.

En 2001 se sospechó que ese complejo de cuevas estaba siendo usado como sede habitual del líder de Al Qaeda, y que el lugar conformaba un auténtico edificio bajo la roca. Se aprovechaba la energía hidroeléctrica proveniente de los arroyos de montaña para obtener una gran autonomía y se había creado una auténtica fortaleza que albergaba a más de 1000 personas armadas y con gran cantidad de misiles Stinger de origen americano que databan de la década de los ´80.

Esto era conocido, ya que la ampliación y acondicionamiento de las cuevas originales fue realizado con asistencia de la CIA (Operación Ciclón) para el uso de los Mujahideen durante la invasión soviética, reforzando las ya de por sí difíciles características orográficas de esa zona, que había sido lugar habitual de luchas contra invasores extranjeros desde tiempos ancestrales.

En 1996, después de que EEUU presionase a Sudán con el fin de expulsar a Bin Laden, éste huyó con su familia hacia ese recóndito lugar.

Cuando finalizaba la ocupación de Afganistán, los combatientes de Al Qaeda que habían dejado Jalalabad resistían en Tora Bora, y el bombardeo estadounidense (que duraba ya un mes), llegó a su punto culminante el 30 de Noviembre, siendo el anticipo la guerra terrestre, guerra que comenzó el 3 de Diciembre, día en el que centenares de hombres mal preparados que formaban parte de la Alianza del Norte, acudieron a la llamada de Hazret Ali (el líder local) a pie de las montañas.
De ese lugar al primer tramo de grutas había una distancia de un kilómetro y medio, pero el agreste terreno hacía que el tiempo empleado en avanzar unos centenares de metros fuera enorme. Una vez arriba se sucedían las emboscadas y el terreno cambiaba de manos con frecuencia.
Tres docenas de tropas de las Fuerzas Especiales llegaron el tercer día. Su misión se limitaba a asistir, asesorar y pedir ataques aéreos, según las órdenes del General Tommy Franks, Jefe del Comando Central estadounidense, que dirigía la guerra desde su sede de Tampa (Florida).

Las Fuerzas Especiales americanas contaban con el apoyo de sus colegas alemanes del KSK (Kommando Spezialkräfte), que protegieron los flancos de las montañas y condujeron las misiones de reconocimiento, así como de los SAS y los SBS (Special Boat Service) británicos.

Después de la llegada de las Fuerzas Especiales, las milicias afganas no avanzaban en la medida de lo esperado, y a pesar de haber lanzado ataques simultáneos desde el este, el oeste y el norte, la resistencia era mayor de la esperada (no se habían enviado fuerzas al sur, zona donde se encontraba la frontera con Pakistán)

El 6 de Diciembre el General de Brigada James N. Mattis, a cuyo mando se encontraban unos 4.000 Marines solicitó enviar a sus hombres con la misión de rodear y aislar a Bin Laden en los sectores más delicados cerca de la frontera con Pakistán, sostenía que debía permitírsele avanzar hacia las grutas de Tora Bora. Todas las solicitudes fueron denegadas por el Comando Central, ya que no querían comprometer fuerzas terrestres en Afganistán.

Estando poco dispuestos a luchar contra sus hermanos musulmanes y posiblemente previendo la derrota, los hombres de Al Qaeda negociaron con Hajji Zaman, uno de los tres Comandantes de la fuerza local que se les otorgara un tiempo para entregar sus armas (en retrospectiva muchos creen que el asunto de la tregua fue una argucia para ganar tiempo y permitir a muchas figuras destacadas de Al Qaeda poder huir, miembros de la CIA consideran que unos 800 combatientes de Al Qaeda escaparon de Tora Bora esa noche).

El 12 de Diciembre, la lucha se recrudeció de nuevo, posiblemente iniciada por una fuerza talibán auxiliar que deseaba ganar tiempo para que una fuerza principal huyera a través de las Montañas Blancas. Así pues, la poderosa maquinaria bélica de la coalición continuó su avance contra las dispersas posiciones fortificadas con que Al Qaeda contaba en toda esa amplia región montañosa.

El 17 de Diciembre el último complejo de cuevas fue tomado y sus defensores superados. Los afganos contaron 200 cadáveres y obtuvieron 30 prisioneros, la mayoría árabes, pero allí habían luchado alrededor de 2000 personas.

La operación no tuvo el resultado deseable, los americanos confiaron en el líder local, Hazret Ali, (que contaba con unos 2500 hombres y unos vetustos blindados rusos), el cual contrató a un lugarteniente llamado Ilyas Khel, para que bloqueara las rutas de escape que llevaban a Pakistan. Sin embargo Khel recibió una mejor oferta de Al Qaeda por hacer de guía y llevarles a las zonas tribales del oeste del país vecino, mientras que otros miembros de la organización terrorista habrían huido hacía otras zonas de Afganistán. Los combatientes afganos se manifestaron muy sorprendidos de la falta de una presencia militar norteamericana para sellar la zona.
Los B-52 norteamericanos siguieron bombardeando la zona con el objetivo de impedir la huida a Pakistán de varios centenares de guerrilleros que lograron escapar, ya que decenas de ellos habían cruzado en los últimos dos días la frontera en mulas, a través de remotos picos nevados y eludiendo a las tropas paquistaníes que trataban de bloquear su paso.
La búsqueda continuó en Enero, pero no supo nada de Bin Laden.

Un antiguo comandante de los Delta Force que usa el seudónimo ” Dalton Fury “, y que estuvo presente en Tora Bora ha revelado en un libro que Bin Laden escapó a Pakistán alrededor el 16 de Diciembre de 2001, viajaron a caballo hacia el viejo puesto militar paquistaní de Parachinar.

Según él estos fueron los motivos que propiciaron su fuga:
1- Los EEUU pensaron equivocadamente que Pakistán protegería con eficacia la zona fronteriza.
2- Los aliados de la OTAN rechazaron el permitir el uso de minas GATOR lanzadas desde paracaídas, lo que habría ayudado a impedir que Bin Laden y sus hombres salieran del área de Tora Bora.

3- Se dejó el peso de la operación en las fuerzas afganas, que por lo general dejaban el campo de batalla por las tardes para volver a casa a celebrar el iftar, la comida vespertina que pone fin al ayuno que rige el mes del Ramadán. Circunstancia que era aprovechada por las fuerzas de Al Qaeda para reagruparse en nuevas posiciones o para darse a la fuga.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



Sic Semper Tyrannis

Selección de Artículos de la Guerra de Secesión Americana

Al otro lado de ese Derecho

Si todos estamos de acuerdo... algo no funciona. A estas alturas ya debemos saber que, en cuestiones jurídicas, todos llevamos un seleccionador dentro.

La última batalla

Historia, personajes y material de guerra

My Vietnam Experience

The Vietnam War, through my eyes.

A %d blogueros les gusta esto: