La última batalla


Habla un Veterano de las Special Forces en Vietnam

Hace unos meses conocí a Shaun Darragh, por entonces aún no por su nombre, sino por un nick. Ambos estamos registrados en un foro americano de Historia Militar, donde entre otros, muchos veteranos acuden a diario a comentar su periodo de servicio y experiencias acontecidas durante la guerra de Vietnam.

Quizás por mi deficiente inglés y por el respeto que siento por estos hombres casi nunca participo en sus debates, y me dedico sólo a leer. Curiosamente mientras lo hago, muchas veces me sorprendo al comprobar que mi cara está esbozando una sonrisa, ¿por qué me sucede esto? pues porque veo algo que me gusta, la antítesis a la imagen que en la actualidad y desde muchos ámbitos se nos quiere dar sobre la participación y misiones de las Fuerzas Armadas de un país. Veo a estos veteranos como un ejemplo a seguir para las nuevas generaciones de jóvenes soldados, hombres que aún transmiten compromiso, hermanad y que con orgullo afirman que fueron a luchar porque debían hacerlo. Su país les reclamó y ellos acudieron a la llamada del deber.

Un día comprobé que uno de estos hombres me comentaba algo referente a un vídeo, y curiosamente no lo hacía en inglés, sino en un español muy aceptable. Pronto supe que esas elegantes expresiones habían sido aprendidas en Puerto Rico, país muy querido por Shaun, y considerado por él como su segunda patria.

Tras intercambiar algunos mensajes se me pasó la idea de proponerle una entrevista para publicarla en “El Gran Capitán”, foro donde soy Moderador, y así contar con un testimonio de primera mano. Para mi sorpresa, Shaun aceptó encantado y días después le solicité alguna nota sobre su carrera para enfocar así las preguntas de una forma apropiada. Tras leer su mail me quedé tremendamente sorprendido, estaba tratando con un hombre excepcional, un militar con una larga y envidiable carrera, veintisiete años y medio con múltiples destinos y experiencias sobre sus espaldas.

Shaun ingresó en el Ejército como soldado raso en junio de 1962, sirviendo en la arma de artillería antiaérea hasta mayo de 1965, cuando se presentó como voluntario para los FF.EE. En octubre 1966 salió del 6º Grupo de FF.EE. para cursar estudios en la escuela de oficiales de reserva (en servicio activo), o sea, la “Officer Candidate School’ del ejercito americano, graduándose en abril 1967 como subteniente de blindados. Como oficial de caballeria/blindado, fue enviado al 5º Grupo a Vietnam, ya con el empleo de Teniente. Destinado al “Detachment A-502” (provincia de Khanh Hoa) desarrolló entre otras funciones el asesoramiento de un pelotón de reconocimiento y tres compañías de infantería ligera compuestas por vietnamitas y montañeses de la tribu Raglai.
En mayo de ese mismo año se presentó como voluntario para formar parte de las fuerzas de choque “Mike Forces”, compuestas por montañeses de varias tribus (Rhade, Jarai, Sedang, Bahnar, Koho, Muong…etc).

En febrero de 1969 y después de servir en Vietnam fue destinado entre otros lugares a Fort Hood , Texas (1ª División blindada y 1ª Division de Caballeria), Puerto Rico (1ª Bat del 296 de Infantería), Fort Bragg (US Army Special Warfare Command), Panamá (J-3 Special Ops Division, US Southern Command; School of the Americas), Salt Lake City, Utah (US Army Recruiting Command), Fort Bragg de nuevo (1st Special Operations Command), nuevamente Panamá (193rd Infantry Brigade), y un largo etcétera.

Tras jubilarse en el ejército, trabajó como civil en Fort Bragg, Carolina del Norte (Joint Special Operations Command), en la Embajada Americana en México, en Panamá y Puerto Rico (U.S. Army South), además de seis años y medio en Seúl, Corea del Sur (J-2, U.S. Forces Korea)

En todos esos años ha pisado suelo de toda la América Latina con la única excepción de Chile, y ha saltado con los “paraquedistas brasileras”, panameños, hondureños, guatemaltecos, paraguayos, y bolivianos. Junto con su hijo fue invitado de honor del Rgto. de Caballería Motorizada Nº 9 del Ejercito Uruguayo, y como civil tuvo el honor de ser recibido en una cena en el circulo de oficiales del Regimiento de Infantería “Los Patricios” en Buenos Aires.


Shaun con la gorra de la legión americana, y con sus condecoraciones en miniatura en su chaqueta “blazer” regimental.

Una carrera impresionante que me dejó dubitativo sobre la impresión que se podía llevar de un simple aficionado español que se siente atraído por la Guerra de Vietnam. Sentía respeto ante la posibilidad de preguntar estupideces o temas obvios y quedar en evidencia…

Sin embargo, días después y tras ir seleccionando y pensando las preguntas, los mails se fueron cruzando con regularidad y todo fue mejor de lo esperado. El trabajo había sido costoso, había llevado su tiempo, pero la satisfacción de ver día a día los resultados había sido muy gratificante.

Antes de que procedáis a leer la entrevista me gustaría mostrar mi agradecimiento a Shaun por su amabilidad y por su tiempo, es un honor poder contar con sus valiosos testimonios.
También quiero agradecer el apoyo e ideas sugeridas por mis compañeros del Equipo de Gestión, del Foro de Historia “El Gran Capitán” así como los ánimos y colaboración del compañero FJavier que me asesoró sobre las preguntas relativas a armamento ligero.

La entrevista es original, sólo he realizado unas breves correcciones en el texto con el fin de arreglar algunas expresiones y tildes. Como veréis, intenté seguir un orden cronológico y dentro del número de preguntas acordado, abarcar el mayor número de campos posibles. Espero que os guste:

Para los aficionados a la Historia Militar, el oír hablar de las “Fuerzas Especiales”, además de traernos a la mente las figuras de su fundador el Coronel Aaron Bank y de su propulsor el Presidente J. F. Kennedy, nos recuerda el alto grado de preparación con la que contaban estos hombres. Además de ser todos expertos paracaidistas, se os proporcionaba una amplia formación en defensa personal, armamento, demoliciones, medicina, idiomas….etc. ¿Qué es lo que propicia y motiva que un joven se presente voluntario para formar parte de este grupo de elegidos?

Jesús, no eramos todos ‘expertos’ en el arte de paracaidismo. Eramos ‘expertos paracaidistas’ en el sentido de que cada uno estaba muy adiestrado en su especialidad;o sea, comunicaciones por radio (2 X equipo), demoliciones y técnicas de ingeniería militar (2 X equipo), medicina militar (2 X equipo), armas de infantería (1 X armas ligeras, 1 X armas ‘pesadas’, o sea morteros, “recoilless rifle”, lanzallamas, armas anti-tanque, etc), ademas de los dos suboficiales ‘inteligencia-operativos’, uno estaba especializado en inteligencia y el otro, el Sgto Maestre (o sea, el ‘Team Sergeant’) quien era responsable de todos los miembros del equipo y su empleo, o sea, los operativos. El comandante en segundo era un teniente y el comandante un capitán del ejercito.
En los años 60, dado los requisitos impuestos por la guerra, los efectivos de las FF.EE. experimentaron una fase de expansión que vio muchos sargentos jóvenes metidos en combate para seguir su aprendizaje en la misión. En otras palabras, hubo una diferencia notable entre los miembros de las FF.EE. reclutados en los años 50, y los que se hicieron voluntarios en los años 60, siendo el primer grupo, como regla general, capaz de comunicarse en mas de un idioma, y certificado en tres de las cinco especialidades (armas, demoliciones, medicina militar, comunicaciones, ops/intel), mientras los voluntarios que llegaban después del ’64 mayormente dominaban una sola especialidad, y muchas veces no dominaban mas que el idioma inglés, si acaso. En cuanto a la defensa personal, en mis tres meses de adiestramiento (armas ligeras), no tuvimos mas de 8 horas en “military combatitives”, o sea, defensa personal. Eso dicho, toma en cuenta que cada Grupo de las FF.EE. se especializaba de acuerdo con su área de orientación y la misión.

Los grupos de aquella época eran así” 1st SFG – Okinawa (que sí, se adiestraba mucho en el arte de la defensa personal, siguiendo formas asiáticas como Karate, Kendo, Akido, Tae Kwon Do, Hap Ki Do, el boxeo Mua Thai, etc.) Casi todos los conocidos maestros de defensa personal, como Bo Gritz, eran veteranos del 1 Grupo; 3 Grupo – Fort Bragg, orientado hacia Africa-. Muchos francoparlantes, algunos Swahili. 5º Grupo – Vietnam – plena guerra – uno salió del 5to Grupo con servicio en un Destacamento A (los ‘A Team”) o los MIKE Forces, los “Mobile Guerrilla Forces”, los proyectos de letra griega (Projects Delta, Gamma, Epsilon, o Omega), o los ‘C&C’ de MACVSOG (Command and Control North – Danang; Center (Kontum), or South (Ben Me Thuot). Mas de la mitad del 5to Grupo eran miembros de la plana mayor, o unidades de apoyo. Pero la “mitad combatiente” contaba dos veces mas soldados certificados como de las FF.EE. que contaba dos grupos completos fuera de Vietnam. En Tailandia, tuvo la Compañía de FF.EE. Nº. 46, que también tenia misiones de combate. También en Fuerte Bragg, hubo el 6º Grupo, orientado hacia el Medio-Oriente, de lo cual sacaron la gran mayoría de los que hicieron la redada de Son Tay. Por fin, hubo el 10º Grupo, en aquel momento en Bad Tolz, Alemania, el grupo que en cierto sentido hizo la leyenda de los FF.EE.. En el seno del 10º Grupo, hubo una gran mayoría de las personas desplazadas de la Segunda Guerra que sí dominaban muchos idiomas. Sargentos como Orest Jaworski, veterano del “Polish Home Army” de la Segunda Guerra, mas tarde sirvió en la Legión Extranjera en Indochina con en 2º B.E.P., mas tarde, el 10º, 6º, y 5º Grupos de FF.EE. Y sin olvidar que en Panamá estuvo el 8º Grupo, donde se concentraban la mayoría de los hispanoparlantes. Fue el 8º Grupo el que mandó las misiones en Bolivia y que daba el adiestramiento necesario para que los Bolivianos pudieron enfrentarse con la guerrilla del Che.

¿Qué recuerdos guardas de tu periodo de adiestramiento? ¿Había muchos hispanos voluntarios?

Ahora, los hispanos. No había ningún grupo de las FF.EE. en aquella época no contara con Hispanos. La mayoría eran Hispano-Americanos, pero había hispanos que muchas veces emigraron hacia los EE.UU. específicamente para ingresar en las filas de las FF.AA. y, al obtener la ciudadanía, se hicieron voluntarios para las FF.EE. Entre los hispanos, claro que la abrumadora mayoría era de descendencia mexicana. Nombres que me acuerdo bien. El Capitán (hoy Coronel retirado) José Acosta, puertorriqueno veterano de la “3rd Airborne Ranger Company” de la Guerra de Corea, el Tte. Coronel Miguel de la Peña, también veterano de Corea, el Capitán Milton Menjibar, Salvadoreño de origen, también Coronel retirado. El Sgto Ernie “tres dedos” Chavez, Indio de Nuevo México, quien se fue para Vietnam con la 101st Airborne Division y volvió con el 5º Grupo, para quedar en Asia con el 5º o el 1er Grupo hasta el fin de la guerra, trabajando en un “A Team” al sur la frontera de Camboya, y con la CIA como comandante de un pelotón “PRU” compuesto de Montañeses Jarai en Pleiku. Y muchos nombres mas. La gran mayoría voluntarios, aún sí fueron reclutados. (Dos amigos de mi servicio en las filas eran Angel Carasquillo-Medina, puertorriqueño, y Tommy Alvárez Obregón, chicano de San Antonio. Los dos, al recibir su noticia de reclutamiento, se hicieron voluntarios para los paracaidistas.)

Opino, sin los datos para comprobarlos, que a los ‘chicanos’, sus FF.AA. de preferencia fueron o las FF.EE., o los LTTP/Rangers, o los paracaidistas, o la Infantería de Marina, pero claro que se los podía encontrar también en la Armada y la Fuerza Aérea.

“De opresso liber” que viene a decir “libertad para los oprimidos” es el lema de las Fuerzas Especiales. En Vietnam el trabajo de los Equipos A se centraron en actuar como fuerza multiplicadora, proporcionando a los montañeses de diferentes tribus, armamento, formación táctica, medicamentos, comida…etc. En algunos lugares he leído que estos nativos eran hombres decididos, voluntariosos y muy comprometidos en la lucha. ¿Qué piensas de ellos y que te viene a la cabeza cuando recuerdas esta época de tu vida?

Ahora, sigo portando mi pulsera tribal Jarai en la actualidad. La verdad de los montañeses es que eran buenos soldados cuando confiaban en el liderazgo de los Americanos o Australianos que los comandaban. Eso dicho, no era gente capacitada para la guerra como lo era la tropa Americana, cuando eran estos recién llegados desde los EE.UU. y no habían sufrido muchas bajas, o la tropa enemiga vietnamita VC o NVA. Los montañeses eran maestros de la guerra de redadas y emboscadas. Pero por su cultura, no tenían una capacidad para el combate ni de trinchera ni de infantería pesada como lo es la Inf. de Marina EE.UU. y la Legión francesa. Claro, que uno siempre se encontraba individuos que si tenían tal capacidad. Pero no era de la mayoría. Ejemplo: Los Rhade y Jarai venían de tribus matriarcales, matrilineales, y matrilocales (o sea, vivieron en las casas de sus suegras, sin derecho a tener propiedad real, siendo eso perteneciente al ‘clan’ de la mujer.) Si un hombre se ausentaba de su casa para 28 días o mas, la esposa se podía divorciar por su cuenta, nada mas dejando una canasta con su ropa y armas fuera de la entrada a la casa comunal. Así, después de tres semanas de operativo, la mayoría de los montañeses en una compañías ‘MIKE Force’ comenzaron de mostrarse preocupados por su estado civil. En 1968, nuestros operativos todavía guardaban rasgos de la guerra de redadas y emboscadas, llevado al cabo por compañías, pero a lo largo del año, la guerra iba desarrollándose hacia una guerra para tomar de nuevo campamentos previamente conquistados, o casi-conquistados por tropas regulares del Ejercito del Norte. Así, llego a ser una guerra entre batallones, en la cual los montañeses del “MIKE Force” no estaban capacitados para enfrentar. Si quiere leer mas sobre eso, sugiero que buscas algunos sobre los Australianos, como lo es Ian McNiell’s “The Team”, o David Savage’s “Through the Wire”. En muy pocas palabras, el coraje y la valentía pueden vencer a la disciplina un par de veces, pero a lo largo, es la disciplina que gana la mayoría de batallas.

Como comentas, unas de las labores mas conocidas de las MIKE Forces era el acudir en auxilio de los Campamentos de las FFEE que se encontraban bajo amenaza, bajo ataque, o intentar recuperar los que habían caído en manos del NVA o VC. Como fuerza móvil de ataque de intervención rápido, ¿qué otras misiones se os encomendaba y que tipo de armamento disponíais para ello?

Respondo: Bueno, uno no tenia que esperar hasta un campamento fuera ya atacado. Cuando la inteligencia evidenciaba un aumento en las fuerzas enemigas en los alrededores de un campamento estratégicamente importante, ya podía el comandante desplegar compañías, mas tarde batallones, para realizar ‘search and destroy’ misiones en búsqueda de fuerzas enemigas, para así desequilibrar el planeamiento del enemigo. También, el “MIKE Force” fue entre las pocas fuerzas capaz de llevar la batalla hacia el enemigo a través de operaciones tituladas “operativos de guerrilla móvil”. En Vietnam, la fuerzas terrestres Americanos nunca llevaban a cabo operativos fuera del alcance de la artillería americana. Los “Mike Force”, siendo compuesto de irregulares de etnias, o vietnamitas, sí podíam llevar a cabo tales operativos. Así, misiones “search and destroy” podían llevarse a cabo en áreas o “denegados’ o bajo control del enemigo. También, compañías del “MIKE Force” podían desplegarse hacia un área remoto cerca de la frontera con misión de poner al descubierto redes y unidades de infiltración enemiga, poniendo emboscadas, minas, y trampas de bobo.

Tu llegada a Vietnam coincide prácticamente con el inicio de la Ofensiva del Tet. En un momento en que las manifestaciones de políticos y militares de alto rango indicaban que la guerra iba en buen camino. ¿Cómo influyó este coordinado y múltiple ataque comunista en vuestra moral?

Pues, siendo que ganábamos la batalla, no hubo efecto ninguno. Estábamos allí para combatir, y los comisarios idiotas nos servían de provecho poniendo sus redes de insurgencia, y sus mejores tropas, al descubierto para combatirnos cara a cara. Lo que murió en Tet fue la leyenda del Viet Cong como guerrillero auténticamente sureño. Después de Tet, el Norte tuvo que rellenar las filas de las unidades ‘guerrilleras’ VC con soldados del Norte. Pues, ya hace tiempo las decisiones importantes las tomaban los generales y políticos norteños.

Uno de los momentos que quedan grabado en la mente de un soldado es el de su primer enfrentamiento armado, son momentos en los que la muerte se ve cerca y donde se vive una enorme tensión. ¿Cómo afrontaste esa primera vez? ¿Cómo sucedió?

Llegué a mi destacamento en las vísperas de Tet. Me mandaron a Dien Khanh donde estaba el Destacamento A-502. Llegué un poco tarde por la tarde, y un Sgto me dijo: Oye teniente, se va una emboscada esta misma noche. Porque no te vas con el Sgto Brandon, hace falta otro americano.
La política del comandante es que siempre debe tener un mínimo de dos asesores americanos. Así, un par de horas mas tarde, yo me encontré en un camión lleno de tropas vietnamitas en camino hacia My Loc, donde me encontré con el Sgto Seis Brandon, y la Cia 557 C.I.D.G.. Había cambiado mi M-16 nuevo para una carabina M-2 .30 calibre. Según mi Sgto Morace, eso seria mejor, ya que los Vietnamitas no portaban el M-16, y en caso de una pelea grande, podría recuperar municiones fácilmente para la carabina. Bueno, para hacer la historia corta, la inteligencia indicaba que un grupo de VC iba a cruzar el Río Cai (Song Cai en Vietnamita) rumbo a su “Zona Secreta Dong Bo” que se encontraba en las montañas dominando la ciudad de Nha Trang. Hicimos una base de patrulla en una escuela rural, y después de que la luna se bajo, fuimos hacia el área seleccionado para nuestra emboscada. Estábamos viajando sobre una pista rural cuando nos recibieron con fuego un grupo de VC escondido en una mata de bambú gigante. Mi primera reacción fue de echarme por detrás de un dique de rizal y abrir el fuego hacia la mata, unos 200 metros o mas de distancia. Nada podía ver en claro, con la excepción de las luces (flash) de los tiros. Después de una ráfaga de cómo seis disparos, mi carabina M-2 malfuncionaba y tuve que armarla manualmente como uno debe accionar un fusil de la primera guerra mundial. Yo me puse de pie para llevar la sección conmigo hacia el lado de la mata, pero nadie quiso seguirme. El Sgto Brandon me asesoró de bajarme mientras nuestro único Sgto de las Fuerzas Especiales Vietnamitas disparó un par de granadas con su lanzagranadas M-79 que sí dieron al blanco. Cinco minutos mas tarde, no habiendo recibido ni un disparo mas, nos dirigimos hacia la mata donde había una sola mancha de sangre, pero sin cadáver. El Sgto Brandon opinaba de que nos habíamos topado nada mas que con un elemento de seguridad. Fuimos hasta el vado, y la evidencia fue que la masa de la tropa se había quedado al otro lado mientras el elemento de seguridad nos dieron fuego. Así fue. Nos mudamos hacia otro lugar propicio para vadear el río, pero nadie lo hizo. La mañana siguiente, nos fuimos a pueblo cercano y realizamos un inspección ocular, también sin resultado. La impresión mas grande de esta noche fue cuando, tentando arreglar mi carabina M-2, mire hacia abajo, y vi en las luces de una bengala de paracaídas unas hormigas escurriendo sobre la tierra. Yo siempre creía que las hormigas se quedaban dentro por la noche. Obviamente no era así. Hasta me recuerdo los pelos chiquiticos que tuvieron tales hormigas, en la luz amarilla oscilante de la bengala.
Pues, así fue. No fue la gran batalla que había esperado. Ni fue causa para jactarme. Pero, aprendí unas lecciones que me sirvieron de provecho.

El problema con la carabina M-2 me trae a la cabeza otros testimonios de interrupciones similares en los M-16 así como numerosos fallos de alimentación en la M-60. ¿Hasta que punto llegaba a afectar la humedad y el ambiente selvático en el funcionamiento de las armas y en la munición?

Primero, Vietnam no es todo selvático. Si lo era donde estaba la masa de la tropa americana, pero también hay lo desértico (en ciertas faldas costenas de la Vietnam Central), hay bosques de pino (alrededor de Dalat), pero si hay humedad en la temporada del ‘monzon’. (el monzón llega hasta Corea, donde por el verano si hay humedad y calor). El AR-15 si tenía problemas, y lo modificaron para permitir que el tirador pudiera hacer sentarse bien el cartucho en la cámara del cañon (barrel chamber, en ingles uno dice “to chamber the round”) Los problemas que surgieron después era mas bien debido al nivel de adiestramiento de la tropa. En las FF.EE., no tuvimos mas problema con el M-16 que con los demás armas. Tienes que entender que la masa de la tropa Vietnamita, que incluye los “CIGD” (mayormente reclutado entre etnias minoritarias, como los Khmer, y los Tribus “Montagnard” que son de dos razas (malayo-polynesio y mon-khmer) y muchos tribus, estaban armado con la carabina M-2, BAR, y ametralladora M-1919A6 hasta 1969-70, cuando comenzó a llegar el M-16 y M-60 a las tropas autóctonas. Así, en 1968, no era fuera de lo común encontrar un soldado FF.EE. de los campamentos “A” armado con la misma arma que portaban sus tropas, en vez del M-16 que si había recibido al reportarse al 5th SFG. Ahora, había entre los soldados de las FF.EE. los que preferían otras armas de calibre distinto, como el M-14. El Sgto Moran (irlandes) del MIKE Force portaba un fusil M-1 (versión Francotirador) durante la batalla de Phan Thiet en Tet-68. Pero cuando lo vi el mes siguiente, estaba portando su M-16, dado que su compañía había recibido dicho arma.

En cuanto al M-60, el problema mas bien se debía a la banda de cartuchos que era de tipo auto-desintegrante, al contrario de la banda que utilizaba el RPD ruso. El problema del M-60 se arreglaba fácilmente con una latica de raciones tipo “C”, que los tiradores de ametrallador colocaban por debajo de donde uno colocaba la caja de municiones. La latica permitía que las banda de balas llegaran en linea recta para entrar en el “feeding mechanism”. Este “quick fix” era universal, y de que yo sepa, nadie en las FF.EE. se quejaba del M-60. (que, por supuesto, portaba la tropa indígena.)

Como experto que eres en armamento ligero, ¿cual de todas las armas largas que llegaste a utilizar te ofreció un mejor rendimiento y cual fue tu preferencia respecto a armas cortas?

Nunca era ‘experto’ en armamento ligero. Era yo ‘especialista’ recién salido de grupo de adiestramiento. Un refrán común y corriente en los destacamentos dijo: “los expertos de explosivos se matan pronto”. Así somos ‘especialistas’.” El tildarse “experto” atraía las atenciones de los suboficiales mayores de experiencia y edad. Sí, podía yo desmontar y montar armas de todas clases y naciones. Sí, había pasado mucho tiempo en el tiro al blanco. Sí, había recibido instrucción en el empleo de ametralladoras, morteros, fusiles sin retroceso, etc.. Pero llegar al nivel de ser reconocido como ‘experto’ (como lo era el Suboficial Dale Carrier, quien portaba el distintivo “President’s Hundred” ganado en competición nacional de tiro al blanco en Camp Perry), me habría costado unos diez años o mas en la Infantería y FF.EE. Ahora, las armas largas del mejor rendimiento. Mi preferencia personal era entre el G-3 y el FLN. Mi fusil automático de preferencia era el Johnson automatic rifle, que nada mas lo vi en una clase. Me gustó también el Bren británico. Ametralladora, pues el MG-42 era mi preferencia. Ahora, la realidad: Uno siempre tiene que tener en cuenta la facilidad de reparación y conseguir municiones. Así, a pesar de que había logrado conseguir en Vietnam un Uzi, un modelo K de la Suecia, y un Sten con silenciador, cuando me fui de operaciones, cargaba o el M-16 o la Carabina M-2. Las demás las cargaba de vez en cuando como armamento personal. (por ejemplo, si me fui a una barra, o para visitar un amigo en la 4ª División de Inf, o me iba con mis amigos montañeses para asistir a un sacrificio en un pueblo ajeno.)

La capacidad combativa de los soldados survietnamitas y por extensión de los CIDG (Civilian Irregular Defense Group) siempre ha estado en entredicho. ¿Cómo lo calificarías tu de un modo general?

Bueno: Primero, los survietnamitas y los CIDG era casos particulares. En cuanto a los survietnamitas: Había en Vietnam unas unidades survietnamitas que fácilmente podían dar lecciones en como combatir a las unidades americanas. El pelotón de reconocimiento “71” del Destacamento A-502; el Batallon 91 (mas tarde 81) de comandos paracaidistas (91th Airborne Ranger Battalion in English, Tieu Doan 81 Biet Cach Du en vietnamita) los cuales eran la fuerza de choque del Proyecto Delta; y la mayoría de los batallones paracaidistas de la División paracaidista survietnamita, todos igualaban, y a veces superaban a sus copartes norteamericanos. Ahora, la guerra no se puede ganar solamente con unidades de élite. La masa del ejercito survietnamita vacilaba entre calidad de pobre y mediocre. Si, en “I Corps”, estaban las divisiones survietnamitas Nº1 y Nº2, que igualaban sus copartes norteamericanos. Pero entre los demás, la calidad vacilaba. Podían fácilmente cambiar de arriba hasta abajo, o viceversa, con el mero cambio de comandante. No es verdad que los oficiales fueran todos de la clase media-bajo. Había entre los oficiales survietnamitas hasta miembros de la familia real. Pero era un ejercito donde los nexos políticos con el régimen del momento contaban mas que la capacidad profesional. Ademas, entre la gran masa de los oficiales vietnamitas, el bienestar de la familia importaba mucho mas que la seguridad del país.

Ahora, los CIDG: La mayoría eran de etnias distintas, como ya he mencionado. En el Delta del Mekong, reclutábamos Camboyanos (KKK), Vietnamitas de culto Hoa Hao, Vietnamitas católicos refugiados del Norte en ’54, y algunos Nung. En el área de “III Corps” al oeste de Saigon, reclutábamos Camboyanos Khmer Serai, Nung, y algunos Vietnamitas, mayormente de culto Cao Dai. En los altos del centro, reclutábamos entre los Cham y los tribus Koho, Chru, Stieng, M’nong, Rhade, Jarai, Raglai, Sedang, Bahnar, y Rengao en el área de II Corps, y entre los Jeh, Katu, Bru, y Hre en el área de I Corps.

El nivel de desarrollo cultural entre los grupos variaba. Los vietnamitas tenian mayor educación y capacidad. Los Khmer los igualaban, pero su nivel de educación era mas baja, debido a ciertos factores de historia reciente. Entiende, hasta hace 300 años lo que hoy en día es Saigon (antiguamente Prey Nokor) hasta el punto mas sureño del país, era Camboya. Bajo los franceses, ciertas regiones del Delta Mekong eran de administración dual. O sea, Phnom Penh gobernaba los Camboyanos, y Hue gobernaba los Vietnamitas. Con la independencia en 1949, eso cambio, y en 1955 Diem adopto una política de forzar a los camboyanos de Vietnam a adoptar la cultura vietnamita. Así, sufrió el nivel de educación (la enseñanza en Khmer era proscrito) y surgieron el Frente Unido para Kampuchea Khmer Krom, y el Khmer Serai, ambos de tendencia derechista. En cuanto a los Cham, otra civilización aplastada por los vietnamitas en su marcha hacia el sur, como los Khmer, había una civilización basada en la cultura india. Expulsado en grandes nimeros por el Emperador Minh Mang en 1833, se quedaron muy pocos, mayormente en Phan Rang, Phan Thiet, y en la Delta (Chau Doc y Tay Ninh). Pero, como los Khmer, era gente de mayor educación y desarrollo cultural, fundadores de los movimiento FULKKK y FULRO. Los demás eran Montagnards de varios niveles culturales. Los mas avanzados eran los Rhade (Ede), Jarai, Koho, Chru, Bañar. El nivel de los demás variaba. Ninguno estaba en la edad de piedra. Todos conocían el uso de metal. Pero sí eran primitivos, supersticiosos, y la mayoría analfabeto. Algunos praticaban el sacrificio humano hasta los principios del siglo 20, y algunos comían el hígado de sus enemigos (como eran los vietnamitas).

Ahora bien, cuando tenían buen adiestramiento y combatían en tierra propia, eran entre los mejores infantería ligera del mundo. Pero fijarse que dije infantería ligera. No era gente para atacar una posición fija. No eran infantería de asalto. Mas bien, era tropa de reconocimiento, emboscada, y de ataque súbito como lo es una redada. Conocían bien su ambiente, y podían fácilmente esconderse en ello. También, sabían bien leer los signos que eran invisibles para nosotros. No era siempre posible mesclar montañeses de distintos tribus. Por ejemplo, los Bañar de ciertos grupos y los Jarai no se llevaban bien. Así un día, una de nuestras compañías, de etnia Jarai, pillaban el marfil propiedad de un pueblo Bahnar.

Bueno, ¿cómo calificarse un grupo así de diverso? Los mejores entre ellos, los teníamos en el “MIKE Force”. Con el buen liderazgo, se hicieron milagros. Eso dicho, el mal empleo traía problemas. El Montagnard sencillamente podía regresar a su casa cuando le daba la gana. Una batalla grande, como Duc Lap, Ben Het, y Bu Prang, costaron no solamente bajas serias (68 muertos en Duc Lap), y estas bajas convencieron a Montañeses de otras compañías a irse. Así, unos podían volver de operaciones con 98 soldados, y una semana mas tarde encontrarse con menos de 40. Bueno, algunos volverían mas tarde, pero si sospechaban que el operativo iba a ser otra gran batalla, se quedaban en casa. Todo eso debido al crecimiento de la guerra.
Después de 68, las batallas grandes se multiplicaron, y la moral de la tropa Montañes bajaba. Así los convertimos en “Border Rangers” y pasamos al comando a los Vietnamitas, sus antiguos enemigos.

Bien alimentados, bien dirigidos, y en una lucha que podría ganar, se encontraban entre los mejores soldados del mundo. Sin embargo, ante el signo de un mal espíritu, una pista de tigre, y cualquier sospecha de que iban a entrar en una lucha que no podía ganar, su moral se desplomaba. No eran Infantería pesada, algo que muchos comandantes de campo americanos no alcanzaban a comprender. Sus asesores de las Fuerzas Especiales américanos (de veras, comandantes, pero por razones políticas, “asesores”) tendían a sobrevalorarlos debido a lazos de lealtad. La mejor evaluación de sus capacidades vino de los australianos, que tenía una visión más pragmática.

Siempre que se habla de la Guerra de Vietnam surgen comentarios acerca de la corrupción instalada dentro del Gobierno de Vietnam del Sur y por extensión en su cadena de mando militar. ¿Cómo afectaba este problema en vuestro trabajo dentro de los “Campamentos A” de las FF.EE y en la moral de vuestros propios hombres?

Bueno, había corrupción, pero los Americanos lo entendieron mal. No hubo problemas ni en A-502 ni en el “MIKE Force”, pero si lo había en otros destacamentos. Pero también existía corrupción dentro de nuestros propios rangos. La corrupción se debía a causas culturales tanto como económicas. La presencia de tantas tropas americanas conllevaba una inflación que contribuía a la corrupción. Pero lo más fatal a la causa de los survietnamitas fue la política. Por razones de política, los altos mandos se confiaban a oficiales leales, no necesariamente competentes. Aun mas, los conocidos y comprobados guerreros como Tran Ngoc Hue, Pham Van Dinh, y Tran Dinh Vy (este ultimo Retirado de la Legión Francesa como Coronel en los años 90) nunca llegaban al rango de General. Los CIDG eran poco afectados, dado que su pago, equipaje, y armamento venían de los Americanos hasta que la “vietnamizacion” entró en efecto. Al nivel mío, la corrupción no fue problema grande.

Nota al calce, Los vietnamitas de hoy en día creen que el gobierno actual es mas corrupto que aquel de los survietnamitas. El comentario mas común y corriente que escucho es: Antes, la mordida era a escondidas. Hoy en día, los oficiales, la policía abiertamente demandan la mordida, amenazando a uno en publico.

¿Cómo definirías la calidad combativa de vuestros enemigos? ¿Qué destacarías?

La calidad combativa dependía de muchos factores. Todas las unidades no eran de la misma calidad en la misma hora. Por ejemplo, el Rgto 18 B cerca de Nha Trang fue una unidad recién infiltrada, de tropa nueva, etc, etc. Sin embargo, entre enero y mayo de ’68, perdieron muchas bajas en todos sus contactos. Una noche, nos dimos con una compañia del Rgto 95, que estaba armada con el fusil SKS semi-automatico, y portaba el uniforme de los VC “main force”. Con armas semi-automaticas, causaron un pánico entre una de nuestras compañías contrincantes, porque su flexibilidad en el ataque, y su facilidad de maniobrar, prendió pánico en los rangos de los CIDG. La compañía mía recibió ordenes de apoyarlos, lo que hicimos corriendo hacia el ruido de combate a través los rizales. Mientras tanto, el peloton de reconocimiento 71 también recibió ordenes simulares. Con dos compañías, y un peloton de Recon./ combate, la compañía del Rgto 95 seguía con su ataque, hasta que tuvieron que ceder el tereno, dejando sólo 2 muertos, lo mas probable por necesidad de reabastecerse de municiones. Así, en un mismo lugar, en el mismo periodo, teníamos unidades de dos niveles de competencia guerrera y liderazgo. El don de mando, el arte de comandar, la capacidad castrense, no es cosa fija. Depende de muchas causas, los cuales cambian de día a día.

Una de las operaciones mas conocidas y documentadas de las FF.EE en Vietnam fue la realizada en el complejo de Son Tay, cuya finalidad era rescatar a un numeroso grupo de POW americanos que se encontraban en dicho recinto. Por desgracia no se sabía que previamente habían sido trasladados, pero eso no quita para reconocer la buena planificación y una ejecución modélica. ¿Qué impacto tuvo sobre vosotros el conocer las terribles condiciones y el maltrato sistemático al que eran sometidos los POW?

Muy poco impacto. Primero, el sobrevivir como preso es mejor que haber muerto, siempre y cuando que uno tiene esperanza de salir de su cauterio. Los vietnamitas no fueron los japoneses de la segunda guerra. El MIKE Force no solía coger presos. No fue que no quisiéramos presos, que sí son necesario para la información. Fue que la tropa, siendo Montañés, se veía a los Vietnamitas comunistas como seres no humanos. A veces, mataban hasta survietnamitas (y viceversa). Uno ya tenia en mente que tarde o temprano uno iba a morir. Uno aceptaba el concepto de la muerte.

En otro asunto en el que hay mucha leyenda escrita es en el tema del recibimiento dado a los veteranos a su llegada a los EEUU. Se ha comentado en muchas ocasiones que fuisteis insultados, que os llamaban asesinos de niños y que esta hostilidad hizo que muchos hombres se sintieran terriblemente incomprendidos. ¿Cómo fue tu experiencia y que hay de cierto en todo ello?

Hubo incidentes grandes y pequeños, pero la gran mayoría de la tropa no fue recibido con insultos. Siendo que ero yo oficial de la FF.EE., no me molestaba la actitud antimilitar con que a veces fui recibido. Sencillamente, tenia en mi foro interno la idea de que yo sí sabia la verdad, y estos idiotas no. Entiende bien, salí de los EE.UU. en abril de 1972 para irme para Puerto Rico, donde curse estudios de bachillerato tanto como doctorado en Derecho Civil. Hasta los Marxistas me respetaban, quizás porque eran Marxistas hispanos. En los finales de abril de 1975, mi querido profesor Don Raul Serrano-Geyls, llamaba la atención de la clase para anotar la caída de los survietnamitas y el triunfo del “socialismo”, gran día para la humanidad. Pedí yo la palabra, y mi profesor me honró dándomela. Dije a la clase que la guerra en Vietnam era mucho mas complicado que una lucha sencilla entre colonialismo y socialismo. Que en la Indochina había otras razas oprimidas como los camboyanos, de Camboya como de la Delta Mekong de Vietnam, los Cham, y las tribus Montañeses, y las sectas religiosas como los Hoa Hao y Cao Dai. Que lo que venia no era una gran fiesta, sino un arreglo de cuentas que ya tenía años. Que llegaría el día cuando la mayoría de los Vietnamitas iban a añorar el hecho que los survietnamitas, con todos sus defectos, no vencieron a los Comunistas. Porque el conflicto no era entre un gobierno corrupto y un gobierno comunista tanto como si era conflicto entre un gobierno multi-partido que si tenia chance de desarrollarse en un estado democrático y un gobierno de un solo partido que jamás iba a dejar caer el poder en las manos del pueblo. Nadie me criticaba, y hasta socialistas me comentaron que estaba bien dicho a pesar de que no compartían mi opinión.

Se han escrito ríos de tinta sobre la causa de la derrota norteamericana en Vietnam. Después de haber pasado mas de 30 años y contemplando la situación con una visión mas amplia. ¿Qué crees que habría sido necesario para que el fin hubiera sido distinto?

Lo que derrotó a los norteamericanos en Vietnam era su política extranjera. Sencillamente, nunca iba a ser una guerra sin limites sin una declaración formal. Sencillamente, la superviviencia de los EE.UU. nunca estaba en peligro. Así, no fue una guerra en el sentido constitucional, pero si lo fue para nosotros que la peleamos y en la mente del publico. EE.UU. estaba enfrentando una visión del peligro del comunismo que dejó de existir de verdad en 1953, con la muerte de Stalin. Vietnam, sencillamente, no fue un peligro para los EE.UU. Los únicos que pudieron haber ganado la guerra fueron los survietnamitas. Hay argumentos bien fundamentados que dicen que tal tarea fue imposible para los survietnamitas, y otros, argumentando también fundadamente, que con la ayuda de la fuerza aérea norteamericana en 1975 los norvietnamitas habrían aceptado un armisticio. Posiblemente. La guerra es como una riña entre dos gallos de pelea. Nunca se sabe cual va a ganar hasta que el ultimo espuelazo está tirado. Sin embargo, aún si los EE.UU. hubieran mandado su fuerza aérea para destruir todos los tanques y blindados de los norvietnamitas, no me quedo convencido que los survietnamitas estaban suficientemente preparados para consolidar la paz ganando. Fíjese que los EE.UU. estaban en Corea, que tenía un ejercito mucho mejor capacitado que los vietnamitas, por mas de cuarenta años antes de que el gobierno coreano comenzó a modernizarse y desarrollarse hacia una democracia multi-partidario. Asi: Quare (en buen Latino)

Hoy en día Vietnam es un destino turístico muy visitado por ciudadanos norteamericanos, son famosos los Tours por los túneles de Cu Chi o la visita por la galería de boby traps y además las autoridades vietnamitas colaboran activamente en la búsqueda de MIAs.
¿Qué piensa un veterano y como se asimila comprobar como han cambiado las cosas?

Bueno, ahora en el foro tiene unos compatriotas nuevos, uno de los cuales ya ha trabajado en Vietnam en la búsqueda de los MIA. Como yo, está casado con una vietnamita, pero domina el idioma mucho mejor que su servidor. Pregúntale a él. Para mi, la guerra ha terminado. FULRO ya no existe, El estado survietnamita ya no existe, y muchos norteños viven donde antes no los había. La gran mayoría de los vietnamitas no les importa la guerra, pero el gobierno sigue llamándoles la atención como forma de dar legitimidad al Partido único que gobierna el país. Me doy cuenta que cuando hablo con los vietnamitas del norte en el norte (y no los que se han movido hacia al sur), sin son de mi edad, lo años peores de su vidas fueron aquellos de la guerra. Cuando hablo con vietnamitas del sur, no importa si fueron VC o ARVN, los años peores de su existencia fueron entre 1975-1985, cuando Vietnam por primera vez en su historia sufrió una pobreza que los coloco entre los países mas pobres del mundo. Ahora, para la juventud vietnamita, no les importa ni un bledo la guerra para la gran mayoría. Su futuro es mas importante. Entiende bien, después de 1950, la guerra no tuvo nada que ver con el colonialismo. Lo que estaba de veras envuelto fue el carácter del gobierno que iba a dirigir el país. O comunistas, o nacionalistas no-comunistas. La guerra de Vietnam no fue de insurgencia. Si, había tácticas de insurgentes, pero los insurgentes fueron guiados por los Comunistas del Norte en esperanza de tumbar el gobierno no-comunista. Cuando eso no fue posible, pasaron a la guerra de unidades regulares. Cuando ganaron las columnas blindadas de los norvietnamitas, las redes de los ‘insurgentes’ casi no existían. Así, fueron tanques norvietnamitas que entraron en el palacio nacional survietnamita, y no columnas de guerrilleros vencedores sureños. 58 mil norteamericanos muertos por nada. Y 32 millones de seres humanos gobernados por el mismo gobierno que habían tenido en 1945 o 1950 si los norteamericanos no hubiéramos metido la mano.

(como ejemplo, véase el caso de la guerra civil griega, la posición de Yugoslavia, la política de EE.UU. hacia Tito, hasta Churchill convenció a Truman que el reconocer el gobierno de Tito era útil para apoyar a los Griegos en su guerra civil. Truman así reconoció a Yugoslavia como un gobierno legitimo. Y los Comunistas Yugoslavos cerraron su frontera para con los comunistas griegos. Justamente para Ho Chi Minh, Francia era aliado de los EE.UU., y la guerra de Corea había convencido a los Americanos que su visión del “bloque comunista” (que sí existía en 1950) era la correcta, y que el Comunismo (en letra mayúscula) era una amenaza que sí tenían que combatir.)

¿Mantienes contacto con compañeros de armas vietnamitas? ¿Qué destino tuvieron vuestros aliados tras la caída de Saigon?

La mayoría murieron o en combate, o están desaparecidos hace años. La prima de mi mujer se casó con un Capitán de Artillería survietnamita, quien yo ayudé a inmigrar hacia los EE.UU., somos amigos. Mis amigos montañeses, Ney Bloom, muerto en un asesinato. Rchom Jimm, presunto muerto. Siu Dot Jhon Nie, leproso en ’68, presunto muerto. B Rob Ya, presunto muerto. Eban Y Kruit (Montañés, Teniente en el ejercito ARVN), sin noticias y presunto muerto. Minh, comandante vietnamita de la cia 555, antiguo VM y VC, si está vivo, está bien escondido. Tte Chinh, sin noticias desde 1968, Sgto Giao, recibió una bala en su espina vertebral en Agosto 1968, que le dejó sin poder moverse del cuerpo para debajo del cuello, presunto muerto ya hace años. He visitado donde vivía el con su familia, y no hay ni noticias. Mi interprete Dzu, sin noticias. En febrero de este año estaba yo en Dalat, cuando me daba con algunos miembros del tribu Koho y les preguntaba sobre ‘Piere’. Comenzamos de hablar cuidadosamente (por ambos lados) porque había vietnamitas presentes (Y no hablo Koho, pero muchos Kojo hablaba Rhade, y unos de los Koho eran veterano de los CIDG.). Pues, vinieron unos lideres tribales, hablamos brevemente en Francés (la lengua oficial de FULRO), y dieron instrucciones a los que estaban conmigo para alejarse de mi. Desconozco el porqué, pero sospecho que fue para evitar peligros. Ah, el comandante vietnamita del “MIKE Force”, el Mayor Ton That Thuan muerto en combate a Bu Prang el 11 de noviembre de 1969 era miembro de la familia real (así, el apellido “Ton That”). (¿Y como es eso? La prensa decía que los ricos no combatían en la guerra.) Los “Ton That” son famosos nacionalistas (de tendencia realista), pero cabe anotar que los hubo en ambas bandos. Opino que la mayoría fueron anti-comunistas.

En 1983 la operación “Urgent Fury” fue la primera misión militar a gran escala ejecutada por tropas norteamericanas tras la guerra de Vietnam. Tras el fracaso durante la crisis de los rehenes en Iran sucedida en 1980, ¿cómo se afrontó la misión de Granada por el mando de los cuerpos de Operaciones Especiales Estadounidenses?

Bueno, por razones de seguridad, no voy a comentar mucho. Sólo merece mencionar que la operativa tuvo éxito a pesar de las tantas unidades y comandos envueltos. Al comenzar, los mandos envueltos fueron el recién organizado JSOC, o “Joint Special Operations Command”, el 1er Comando de Operaciones Especiales (1st SOCOM), y el décimooctavo cuerpo del ejercito de paracaidistas (18th Airborne Corps). La misión que tocaba a los Rangers, la Delta, y los Comandos de la Armada de Guerra (Navy SEALS) cayeron por debajo de JSOC. La ocupación de la isla y su toma de control fue la misión del 82dn Airborne Division. 1st SOCOM tenia responsabilidad para las operaciones psicológicas, asuntos cívico-militares, y algunos destacamentos de FF.EE. del 7º Grupo. Ahora bien, si hubo gran confusión. A pesar de que tenían un ‘PLAN’ recién aprobado, nadie le hizo caso. La operativa se desarrollo en un fin de semana. No me acuerdo si “LANTCOM” (Mando del Atlántico) estaba envuelto, pero se supone que Grenada cayó por debajo de su responsabilidad. Alguien (LANTCOM) hizo desembarcar dos compañías de infantería de marina en el norte de la isla (donde estaba la escuela de medicina donde los “Rangers” rescataron los ‘rehenes’, si a esta palabra se la puede aplicar). Estas dos compañías de infantería de marina no encontraron ninguna fuerza enemiga fuera de su capacidad táctica. Sin embargo, la División 82 se encontró en muchas dificultades, siendo que estaban siguiendo estrictamente su plan operativo normal (PON) sin tomarse en cuenta la realidad de Grenada. No digo mas, pero la gente de Grenada si daba gracias a Dios por la intervención de los norteamericanos.

En 1985 visitaste la Base Militar “Teniente Coronel Primo de Rivera” en Alcalá de Henares para supervisar la formación que los hombres de las FF.EE norteamericanas estaban proporcionando a nuestros paracaidistas. ¿Qué impresión te llevaste de nuestro personal militar en aquella visita?

Mi visita fue corta. No fue para ‘supervisar’, siendo aquel el Tte Coronel de la Guardia Nacional de Alabama. El papel mio fue evaluar la preparación y capacidad de la gente del Grupo de FF.EE. 20 (GN) e informar a mi Jefe del Estado Mayor si llegaban preparados para entrenar a los precursores paracaidistas. El personal de la Brigada de Paracaidistas me impresionó fuertemente por su profesionalidad y estricta seguridad. Lo que mas me impresionó de la brigada fue la altísima calidad de sus suboficiales jóvenes que eran producto de la Escuela Superior (Colegio?) del Ejercito. Eran sargentos y suboficiales que se mostraban dedicados, y altamente capacitados. Muchos entre ellos habían servido en el País Vasco. En nuestro ejército, muchos entre ellos habrían tenido oportunidad de hacerse oficiales, una oportunidad que por lástima no les brindaba el Ejercito Español en ese periodo. Ojalá que esto haya cambiado.

Los miembros de nuestro foro son grandes lectores. ¿Qué libros nos recomendarías para entender la Guerra de Vietnam y cuales se ajustan más a la realidad que tu viviste?

“Mobile Guerrilla Force: With the Special Forces in War Zone D” por James C. Donohue. (Como era el MIKE Force, en este caso, con camboyanos criollos de Vietnam.)
“Vietnam’s Forgotten Army: Heroism and Betrayal in the ARVN” por Andrew Wiest.
“Tiger Men” por Barry Petersen (ISBN 9 7473 1366 9) publicado en Inglaterra y Australia. (Tambien relacionado con los FF.EE. en los Altos de Vietnam)
“Stalking the Viet Cong: Inside Operation Phoenix: A Personal Account” por Sutart Herrington. (publicado hace años como “Silence was a weapon”) (un poco parecido a mi experiencia en Det. A-502)

Esto es todo. Me quedé con muchas preguntas en la recámara pero no era cuestión de abusar de la buena disposición de nuestro invitado. Otra vez será.
A día de hoy Shaun vive en Florida y es autor de numerosos artículos de análisis sobre el uso y operatividad de las FF.EE, así como sobre la Historia Militar en la antigua Indochina y Vietnam. Desde aquí le invito, si lo desea, a participar también en “El Gran Capitán”, el mejor foro de Historia Militar en español y donde se está comentando este artículo:

Habla un Veterano. Recuerdos de un boina verde


2 comentarios so far
Deja un comentario

Necesito encontrar ami papa, él estuvo en Panamá en el año 1966 en el Army. Se llama ESTVEN COLDER EL DECIA QUE ERA DE OKLAHOMA EL LE DECIA MARIA AMI MAMA TENIA UN AMIGO QUE EL DECIA BAMBINO Y CHORI SOLO QIUIERO VERLO PARA VER COMO ERA MI PADRE NECESITO QUE ALGUIEN ME AYUDE A ENCOTRARLO NO SE QUE HACER

Comentario por xiomara sanchez

Gracias por el servicio y sacrificio prestado a los miembros de las Fuerzas Especiales. De Opreso Liber. Liberando al oprimido.

Comentario por Cruzado




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



Sic Semper Tyrannis

Selección de Artículos de la Guerra de Secesión Americana

Al otro lado de ese Derecho

Si todos estamos de acuerdo... algo no funciona. A estas alturas ya debemos saber que, en cuestiones jurídicas, todos llevamos un seleccionador dentro.

La última batalla

Historia, personajes y material de guerra

My Vietnam Experience

The Vietnam War, through my eyes.

A %d blogueros les gusta esto: