La última batalla


La batalla de Ap-Bac
21 mayo 2010, 20:21
Filed under: Guerra de Vietnam | Etiquetas: , , , , , ,

La batalla de Ap Bac fue una acción a pequeña escala llevaba a cabo a comienzos de la guerra de Vietnam, y que resultó la primera victoria importante del Vietcong contra fuerzas regulares del Ejército de Vietnam del Sur.
La batalla tuvo lugar el 2 de enero 1963, cerca de la aldea (“Ap” en vietnamita) de Bac, 65 kilómetros al suroeste de Saigón, en el delta del Mekong. Fuerzas de la 7ª División del Ejército de la República de Vietnam (ARVN), equipadas con vehículos blindados M113 APC y apoyados por helicópteros, se enfrentaron a un batallón atrincherado del Vietcong.

Introducción:

Aparte de para permitir la retirada francesa de Indochina, los Acuerdos de paz de Ginebra de 1954 no sirvieron para solucionar los problemas que desde hacía años sacudían la región. Era improbable que tras años de lucha Ho Chi Minh aceptara la división del país establecida en el paralelo 17, pero en ese momento no se encontraba en condiciones de continuar el conflicto, siendo recomendable por tanto un periodo de recuperación y de consolidación en sus fuerzas. A su vez, salvo catástrofe, las elecciones proyectadas para 1956 auguraban una victoria comunista pacífica, basada en la popularidad del propio Ho.


Ho Chi Minh. (“el que ilumina”)

Este impasse de dos años fue visto por el gobierno americano del por entonces presidente Eisenhower como una oportunidad única para apoyar a un gobierno fuerte en Vietnam del Sur, que sirviera para frenar la temida expansión del comunismo. Se pensaba que si se dejaba caer Vietnam del Sur, seguirían Laos, Camboya, Birmania y todo el subcontinente. Luego seguiría Filipinas y es posible que incluso Australia y Nueva Zelanda. Era la conocida “Teoría del Dominó”, teoría que se fraguó cuando Mao Tse Tung consolidó su poder en China y los norcoreanos invadieron el Sur del país.
Vietnam debería ser un muro de contención.


Teoría del Dominó

Diem:

Estaba claro que desde EEUU no se permitirían unas elecciones si Ho tenía posibilidades de victoria. Era por tanto necesario presentar al pueblo una alternativa. El hombre elegido fue Ngo Dinh Diem.
Diem era una especie de sacerdote católico frustrado, profundo defensor de las virtudes tradicionales del trabajo, de la familia, del culto a los antepasados y de la disciplina. Era un hombre que había elegido el exilio antes que colaborar con los franceses, y que había sido nombrado Primer Ministro por el emperador pro-francés Bao Daï antes incluso de que se firmaran los Acuerdos de Ginebra.
El candidato por tanto se ajustaba al patrón buscado: católico, nacionalista, no estaba “manchado” por el colonialismo y era susceptible a las ideas de la CIA, que había aprendido del Coronel de la USAF Edward Landsdale.


Diem con Eisenhower.

En abril de 1955 Diem gracias al apoyo del Ejército y de los dólares americanos, actuó contra sus más poderosos rivales en el Sur. Se trataba de dos sectas de inspiración religiosa (los Caodaístas y los Hoa Hao) y los Binh-Xuyen, un grupo de bandidos y piratas a quienes Bao Daï había entregado el control del juego, de los fumaderos y prostíbulos de Cholón, e incluso de la Policía Secreta…
Unos miles de muertos después y liquidadas las sectas, Bao Daï es sustituido. En octubre de 1955 tras celebrarse un plebiscito más o menos orquestado, Diem se autonombra presidente, negándose a celebrar las elecciones libres pactadas en Ginebra.

El Gobierno de Diem resulta un desastre, es una mezcla de personalismo cristiano, de mandarinato, de nacionalismo intransigente y de partido único (“Can Lao Kan Vi”, o “Partido Revolucionario del Trabajo”)donde los católicos llegados del Norte (casi un millón) son claramente beneficiados frente a la mayoría campesina.
Su obsesión por el poder le hacen desconfiar de todo el mundo menos de su familia. Su hermano Ngo Dinh Nhu se convierte en su principal consejero y en jefe de la Policía Secreta, su cuñada, la famosa y bella “Madame Nhu”, actúa como primera dama del soltero presidente, mientras que sus otros dos hermanos disfrutan de igual poder, extendiendo una red de corrupción por todo el país.
Las medidas en la calle se tornaron radicales: se cerraron los locales nocturnos y los bares demasiado ruidosos, se prohibió el juego, el opio y el baile, se realizaron miles de autos de fe, y era imposible para un occidental llevarse a su habitación a una vietnamita. Era considerado un pecado y una injuria racial.

En 1957 la situación se encontraba muy deteriorada, se producen ataques guerrilleros por grupos rezagados del Viet Minh (conocidos posteriormente como miembros del Frente de Liberación Nacional o Vietcong) a agencias gubernamentales de zonas rurales, creando un clima de inseguridad general a causa de los asesinatos de gente notable o menos notable. El programa de Aldeas Estratégicas, creado para concentrar a las poblaciones rurales lejos de la presión de los guerrilleros, resulta un fracaso, y los problemas con los budistas se iniciaban en Saigon.


Miembros del Vietcong

A partir de 1959 se inicia desde el norte una política de infiltración a gran escala de grupos armados en el Sur. La ruta utilizada para ello sería conocida en adelante como Ruta de Ho Chi Minh.

Kennedy:

J.F Kennedy juró su cargo en 1961. Por entonces los comunistas ya habían tomado el control de importantes zonas del Sur. El resentimiento creado por el gobierno de Diem había sido aprovechado de forma rápida.
Kennedy pensaba que la insurgencia vietnamita era parte de una orquestada campaña de China y de la URRS creada para lograr la expansión del comunismo, así que a pesar de conocer las limitaciones del gobierno de Diem y a que los pesimistas informes presentados tras la visita tanto de su consejero militar, el General Maxwell Taylor como de Walt Rostow, se vio obligado a prestarle su apoyo.


John Fitzgerald Kennedy

Como parte de esa ayuda, y a pesar de la inicial reticencia de Diem, que pretendía conservar la completa independencia de su gobierno, se enviaron asesores militares pertenecientes a las Fuerzas Especiales, dos compañías de helicópteros Shawnee, pilotos para adiestrar a sus colegas vietnamitas y diverso material bélico. El impacto de dicha ayuda y del nuevo concepto de la movilidad aérea, fue notable, ya que ante estas nuevas tácticas junto con el uso de blindados, se obligó en muchas ocasiones al Vietcong a huir, asumiendo muchas bajas.

En 1962 se formó el MACV (Comando de Asistencia Militar en Vietnam) con el fin de coordinar toda la tarea de formación y apoyo. Al mando se encontraba el Capitán General Paul D. Harkins.

El ARVN:

El ARVN contaba por entonces con unos 135.000 efectivos y tenía como unidad fundamental la División típica, unos 10.000 hombres dotados de armamento norteamericano, como el fusil M-1, obuses de 105mm y morteros de 107.

La unidad más poderosa del ARVN era con seguridad la 7ª División, que se encontraba al mando del Coronel Huynh Van Cao, y cuyo asesor era el Teniente Coronel John Paul Vann, que junto al Capitán Richard Ziegler orquestaban sus operaciones.
La 7ª División se había anotado hasta el momento los mayores éxitos de la campaña de pacificación. Habían acabado con miles de guerrilleros y los que habían dejado escapar se encontraban al borde del colapso.

Sin embargo, los oficiales del ARVN siempre mostraban una crónica reticencia al enfrentamiento que pudiera ocasionar bajas entre sus hombres. En varias ocasiones aunque las fuerzas de Cao se encontraran con inmejorables oportunidades de capturar y eliminar a batallones completos de guerrilleros, nunca completaban el cerco y permitían al enemigo escapar. Cualquier pretexto era válido para justificar esta falta de arrojo….
Este comportamiento inicialmente desconcertó a Vann, que trataba de convertir a Cao en un comandante agresivo.


ARVN

Lo que desconocía Vann es que era Diem quien se oponía a asumir víctimas, y degradaba a cualquier mando militar que perdiera muchos hombres sin importarle cuán exitosa fuera la operación. Diem pensaba que el intento de golpe de estado llevado a cabo en 1960 por unidades paracaidistas y que sofocó con éxito, era consecuencia del descontento producido por las múltiples bajas contabilizadas en operaciones ofensivas. Ahora pretendía evitarlo de nuevo siendo la solución encontrada la de rellenar el ARVN con simpatizantes políticos de ideología católica, hombres como Cao, con poca capacidad militar pero de indudable lealtad para con el nuevo régimen.
Esta “timidez” junto con el pobre entrenamiento de la infantería, resultaría desastroso…

Preludio:

El ”prudente” Cao fue ascendido rápidamente a General, asumiendo el mando en la IV CTZ (Corps Tactical Zone), que incluía el área donde operaba la 7ª División, que a su vez pasó al mando del Coronel Bui Dinh Dam, relevo en el liderazgo por otra parte, que no supuso ningún cambio de actitud en la unidad.

Poco después de la Navidad de 1962, gracias a los informes de inteligencia se supo de la existencia de un transmisor de radio del Vietcong cerca de Tan Thoi, 1,5 kilómetros al noroeste de Ap Bac. Se creía que una única compañía del Vietcong (unos 120 hombres) se encontraba en la zona.
Vann y el Coronel Dam planificaron rápidamente una operación para acabar con los guerrilleros y su infraestructura.

El plan consistiría en un triple avance en forma de pinza llevado a cabo por unidades de la 7ª División y por unidades regionales (“Civil Guard”), dirigidas por el Jefe Provincial, el Mayor Lam Quang Tho.

Uno de los batallones (330 hombres) de la 7ª División aterrizaría en helicópteros al Norte de Tan Thoi, dos de los batallones de Tho se acercaría a Ap Bac desde el Sur en columnas paralelas para bloquear cualquier intento de retirada, y 13 blindados M113 APC transportando una compañía de infantería se acercarían desde el oeste. Estas fuerzas contarían con apoyo artillero, fuego aéreo, con dos compañías de infantería en reserva en el aeropuerto de Tan Hiep y un batallón de paracaidistas en el aeropuerto de Tan Son Nhut (Saigon)
El este y el noreste se dejarían abiertos como ruta de escape natural de los guerrilleros. Llegada la ocasión, tanto la artillería como el fuego aéreo de la VNAF acabarían con ellos.


El terreno donde se llevaría a cabo la batalla alternaba entre arrozales y zonas de densa vegetación, todo ello rodeado de arroyos y canales.

El retraso en ordenar el rápido despliegue por parte del Coronel Dam, que hizo caso omiso a las advertencias de Vann para lanzar cuanto antes la operación, resultaría fatal. El Vietcong, que había interceptado las emisiones de radio del ARVN, contaba con un batallón de hombres (elementos del 514º Batallón Regional y del 261º Batallón), fuerzas que se encontraban desplegadas en Tan Thoi y en pozos de tiradores perfectamente camuflados a lo largo de un terraplén arbolado al oeste de Bac. Al sur, una sección cubría atrincherada y oculta el avance de las fuerzas regionales.
El Vietcong estaba bien armado, contaba con equipo americano capturado, carabinas M1, ametralladoras del .30, fusiles automáticos BAR e incluso un mortero de 60mm.
Aunque los guerrilleros era superados en número en una proporción enorme, el efecto sorpresa estaba a su favor, y la emboscada estaba lista…

La batalla:

A las 07:00 del 2 de enero, 10 helicópteros CH-21 Shawnee de la 93rd Transportation Company apoyados por cinco HU-1B Hueys artillados de la UTT Helicopter Company comenzaron a transportar al batallón de la 7ª División desde el aeropuerto de Tan Hiep a su destino, la zona norte de Tan Thoi.

Debido a la niebla reinante sólo fueron capaces de realizar un viaje, dejando en el terreno a una sola compañía. Las otras dos restantes no podrían ser trasladadas hasta las 09:30.
El Vietcong no tardo en abrir fuego y las tropas vietnamitas tras saltar de los helicópteros se cobijaron tras los diques, haciendo caso omiso a los denodados esfuerzos de los asesores norteamericanos para que se movieran.

A las 07:45 un batallón de fuerzas regionales llegó a la línea de árboles que trazaba una línea este-oeste al sur de Ap-Bac. Los guerrilleros les permitieron acercarse antes de abrir fuego, empezando de inmediato a caer hombres abatidos, originando el pánico y propiciando que el resto de batallón buscara refugio en un dique. Los intentos de flanquear al enemigo no dieron resultado, y el fuego artillero de apoyo resultó inútil ya que el observador no se atrevía a ponerse de pie para corregir la caída de los proyectiles, impactando todos ellos en el lado opuesto de las posiciones enemigas o bien en campo abierto…
A las 10:00 el comandante del batallón fue alcanzado, y se suspendió cualquier intento de maniobra. Los hombres que se encontraban inmovilizados en medio de un intercambio de fuego solicitaron refuerzos de forma urgente, compromiso del que no se hizo cargo el Mayor Tho…

Desde su avioneta de observación L-19 el Teniente Coronel Vann ardía de furia, y resignándose a la renuncia del Mayor Tho ordenó que las dos compañías de reserva aterrizaran en un campo de arroz situado al oeste de Ap Bac, al norte de la línea de árboles y por tanto justo detrás de los Vietcong que inmovilizaban al batallón de las fuerzas regionales. Se pensaba que esa era la única fuerza enemiga…

Los CH-21 volaron con temeridad al sur, directamente sobre Tan Thoi y aterrizaron sólo a 200m de Ap Bac y por tanto al alcance de las armas ligeras de los Vietcong camuflados y atrincherados a lo largo de la linea norte-sur. A pesar del apoyo de los Huey pronto se desató una tormenta de fuego que alcanzó a la totalidad de los CH-21. Eran las 10:20.

Después de descargar a una compañía de reserva, los helicópteros despegaron, pero un CH-21 estaba demasiado dañado como para poder volar. No estando dispuestos a abandonar a la tripulación y a los hombres del ARVN, se envió otro CH-21 para rescatarlos, pero también fue gravemente alcanzado e inmovilizado en tierra. En otro intento de rescate, el rotor principal de un Huey fue destrozado, estrellándose contra los arrozales.


Dos CH-21 Shawnees apodados “flying banana”, fuera de combate.


Huey derribado

La compañía de infantería no estaba dispuesta a maniobrar y junto con las tripulaciones se refugiaron en una zanja de riego. Eran las 10:30.

Vann llamó al Capitán Jim Scanlon, el consejero americano de los M-113 para que avanzara desde el oeste para rescatar a la compañía de infantería y a las tripulaciones de los helicópteros derribados. Sin embargo el comandante vietnamita de los blindados, el Capitán Ly Tong Ba se negó a ello, se encontraban más allá de una serie de canales y pensaba que cuando llegaran, los guerrilleros ya se habrían marchado…
El argumento hizo perder la paciencia de Vann, que desde su avioneta gritó a Scalon: “¡Dispara a ese cobarde hijo de puta!”. Sin embargo, el retraso se prolongó hasta que Ba consiguió el permiso de la autoridad survietnamita competente. Tenía órdenes expresas de no cumplir directamente lo ordenado por los asesores de los EE.UU.

Mientras los M-113 llegaban a la zona otro CH-21 fue alcanzado en otro intento de rescate. El Vietcong había destruido o inhabilitado cinco helicópteros, un nuevo record en la guerra.

En este momento las fuerzas del Vietcong también se enfrentaban a problemas propios. El batallón de la 7ª División que se encontraba al norte de Tan Thoi presionaba a los guerrilleros allí presentes, y los grupos situados al sur de Ap Bac estaban a punto de romperse debido al constante fuego aéreo y artillero que recibían. La demora y el respiro originado a causa del retraso en la llegada de los M-113 permitió el reparto de munición y que los dirigentes comunistas pudieran alentar a sus hombres, ordenando de nuevo sus líneas.
Tras meses de lucha, los americanos comprobaban que a medida que pasaba el tiempo, el Vietcong encontraba maneras de lidiar con la novedosa tecnología aportada por ellos en el campo de batalla y que tras numerosas victorias aplastantes propiciadas por su potencia de fuego y el uso de nuevos equipos, la situación comenzaba a estabilizarse de nuevo poco a poco. Todo era cuestión de tiempo.


M113 APC

Por fin a las 13:45 hicieron aparición los blindados, que tras un par de salidas vacilantes atacaron con decisión. Con el Vietcong oculto en el follaje era complicado determinar su localización, y además en esta ocasión tenían la lección bien aprendida, concentraban su fuego pesado en las posiciones de los ocupantes de la ametralladora Browning de la parte superior de cada vehículo.
Dos de los M113 fueron capaces de llegar junto a los helicópteros derribados, pero en ese momento el comandante de la unidad cayó herido al asomar la cabeza por la escotilla. En anteriores encuentros con los M113, el Vietcong huía sin disparar, y por tanto las escotillas permanecían siempre abiertas…
Con la impresión causada al ver a su líder inconsciente, los hombres del ARVN se negaron a realizar cualquier otro intento de asalto hasta que se recuperara.

A las 14:30 se produjo el segundo asalto. El ritmo era en esta ocasión muy lento ya que los conductores tuvieron que utilizar los periscopios, algo que ellos no estaban acostumbrados.
Cuando parecía que el objetivo estaba al alcance de la mano, un jefe de sección del Vietcong junto con sus hombres se lanzó contra un vehículo. Las granadas le alcanzaron de pleno creando una gran confusión en el resto de la formación, en la que además hubo que lamentar el fallo de un M113 equipado con un lanzallamas, que debido a la baja mezcla de combustible no llegaba a alcanzar a su objetivo.
Con la moral por los suelos, varias bajas y tres vehículos fuera de combate el ataque quedó suspendido.

Nota: En gran medida como resultado de la pérdida de 14 servidores de la ametralladora del .50, el M113 APC (Armoured Personnel Carrier) sería posteriormente modificado con un escudo protector y dos ametralladoras adicionales, tomando la denominación de M113 ACAV (Armored Cavalry Assault Vehicle)

Vann, viendo que era inútil insistir en realizar otro ataque y que estaba anocheciendo, decidió que sería buena idea colocar a las tropas de reserva aerotransportadas al oeste de Ap Bac para así evitar la huída del Vietcong cuando cayera la noche. Se podría intentar mantener la zona iluminada con bengalas y prolongar la batalla hasta la mañana siguiente.


Tte Coronel Jean Paul Vann

Tras larga discusión, Vann logró convencer al General Cao, y a las 18:00 se lanzó un batallón de paracaidistas de élite. Sin embargo el temor a asumir grandes pérdidas propició que deliberadamente el general survietnamita ordenara que el salto se produjera al lado opuesto a lo indicado por Vann, esto es, al este…
Preocupado por detener el costoso combate y por meras razones políticas, se dejaba una vía de escape para el comandante Vietcong.
Cuando llegó la mañana, la infantería entró en Ap Bac. Allí obviamente no había nada ni nadie, incluso la mayoría de las vainas habían sido retiradas para su posterior recarga.
Después de esto y para culminar el desastre, un general estadounidense escapó por poco de morir cuando la artillería vietnamita bombardeó accidentalmente a sus propias tropas después de la batalla hubiera terminado.
Las manifestaciones de Vann a su llegada a Saigón serían reveladoras: “Esta gente no quiere escuchar, comenten los mismos errores una y otra vez. Fue por su parte una actuación lamentable, como siempre…”

Conclusiones:

La batalla de Ap Bac finalizó con 18 muertos y 39 heridos por parte del Vietcong, en el ARVN se contabilizaron 80 muertos y 100 heridos mientas que por parte de los norteamericanos, tres de sus asesores fallecieron y otros ocho resultaron heridos.
Ap Bac representó un hito importante en la guerra. Las fuerzas comunistas consideraron que fue su primera victoria y fue aprovechada plenamente con fines propagandísticos, comenzando de inmediato la planificación de una guerra a mayor escala en el Sur.
La batalla fue también un indicador de que los EE.UU se verían obligados a intensificar su presencia con tropas de combate propias para reemplazar la falta de agresividad y rendimiento mostrado por el ARVN, siendo un cambio en la visión de la guerra, originando una pérdida de esperanza de que las fuerzas armadas vietnamitas pudieran ganar su propia guerra y que el gobierno de Saigón prosiguiera la guerra con competencia. Fue por tanto un punto de inflexión.

Epílogo:

Mientras pasaba el tiempo, la naturaleza opresiva del gobierno de Diem aumentaba, y los conflictos con los budistas se hacían cada vez mas graves.


Los monjes comenzaron a quemarse vivos en plazas y mercados

Tanto fue así que los servicios secretos norteamericanos decidieron acabar con él. Estimaban que sus errores le habían hecho muy impopular y el que se negara al envío masivo de soldados norteamericanos era el colmo del nacionalismo intransigente.
El 1 de noviembre de 1963 se produjo el esperado golpe militar, se tomó el palacio presidencial y se estableció un nuevo gobierno.
Diem y su hermano Nhu lograron huir al barrio de Cholón gracias a la complicidad de uno de los golpistas. Allí, refugiados en una Iglesia fueron denunciados y posteriormente asesinados en el coche que les trasladaba al Estado Mayor.
Ahora con la vía libre a la participación masiva norteamericana, la guerra lejos de acabar, redoblaría su violencia.

Fuentes:

www.nationmaster.com
“Vietnam. Las batallas decisivas” John Pimlott
“Adiós a Saigón” Jean Larteguy
Wikipedia
“Vietnam, la guerra que nunca acabó” Lázaro Minué
www.americanwriters.org
www.vhpa.org
www.historynet.com

Anuncios

2 comentarios so far
Deja un comentario

La verdad que desconocía la extraordinaria actuación del Cnl Van. Tomé conocimiento gracias a una pelicula que sin querer encontré: “Mentiras de Guerra”. Y si, Vietnam fue parte del enfrentamiento Este-Oeste. La conclusión que saco es algo que siempre supe: que los EE.UU. son dominados por una dirigencia que opera…contra los propios EE.UU. Y hace mucho tiempo que viene sucediendo. En Vietnam los Ee.UU. fueron derrotados no en el campo de batalla, sino por la acción CULTURAL del enemigo comunista, y a costa de la sangre de mas de 50.000 norteamericanos caídos. Tal como ha sucedido en Argentina: las FF.Aa. vencieron a la guerrilla marxista en el campo de las armas…pero fueron derrotadas CULTURALMENTE, y con la complicidad de la clase politica argentina. TRágico. Y hoy, los vencedores, guardan cárcel.

Comentario por Francisco

[…] Batalla de Ap Bac según La Última Batalla […]

Pingback por La guerra de Vietnam: bienvenidos al infierno (I) – Archivos de la Historia




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



Sic Semper Tyrannis

Selección de Artículos de la Guerra de Secesión Americana

Al otro lado de ese Derecho

Si todos estamos de acuerdo... algo no funciona. A estas alturas ya debemos saber que, en cuestiones jurídicas, todos llevamos un seleccionador dentro.

La última batalla

Historia, personajes y material de guerra

My Vietnam Experience

The Vietnam War, through my eyes.

A %d blogueros les gusta esto: