La última batalla


Indochina, 1952
10 octubre 2011, 10:36
Filed under: Guerra de Vietnam | Etiquetas: , , , , ,

En enero de 1952 y debido a la grave enfermedad del General De Lattre, su adjunto, el General Raoul Salan tomó el relevo en el mando de las fuerzas francesas presentes en Indochina.

Una de sus primeras decisiones fue sacar las tropas de la zona de Hoa Binh. Esta importante base enemiga había sido recuperada por los paracaidistas el 15 de noviembre de 1951 en la conocida como “Operación Tulip” (última operación en la que se utilizaron los Ju-52). Sin embargo, mantener el enclave había sido muy difícil y costoso, eran necesarios cinco batallones para resistir la fuerte presión del Viet-Minh y otros cuatro para mantener las líneas de comunicación y suministros abiertas. Así pues, después de que a finales de febrero doce batallones con apoyo pesado se encargaran de limpiar la ruta, Salam ordenó la retirada.


Operación Tulip. Tripulación de un Sherman M4A1 observa un Ju-52

A finales de febrero, una maniobra de ruptura de contacto bajo la RC 6 (“Route Coloniale 6”) resultó sangrienta para el CFEO (“Corps expéditionnaire français d’Extrême-Orient”), que experimentó los métodos Viet-Minh, consistentes en la utilización de tácticas de infantería más novedosas y un efectivo uso de artillería y cañones antiaéreos ocultos. Una vez de vuelta a zona segura, y analizando la situación en Tonkin, la guerra parecía encontrarse en un callejón sin salida, pero sin embargo, la línea De Lattre parecía aguantar, manteniendo el Delta del Río Rojo libre del Viet-Minh.

No fue hasta octubre, coincidiendo con el fin del monzón cuando la actividad comenzó de nuevo. El General Vo Nguyen Giap envió a sus Divisiones 308ª, 312ª y 316ª al suroeste, hacía el interior de las montañas Thai, sobre Laos. Su primer objetivo era la posición francesa de Nghia-Lo, situada en una cresta entre los ríos Negro y Rojo, y las posiciones de Gia Hoi y Van Yen.

A pesar de la feroz resistencia inicial de los vietnamitas que formaban la guarnición, el 17 de octubre Nghia-Lo cayó antes las oleadas humanas que formaban los asaltos de la 308ª División, mientras que otras guarniciones en la zona como Gia Hoi que se hallaba rodeada por la 312ª División desde el 15 de octubre, se salvaron de la destrucción gracias al sacrificio de 6e BPC (“Bataillon de Parachutistes Coloniaux”), que fue lanzado en Tu Le como fuerza de bloqueo, y que sufrió grandes pérdidas en los combates y posterior evacuación.
Muchas de las tropas del CFEO alcanzaron Na San, única posición viable en el área donde se pudo establecer una base fortificada, que fue aprovisionada gracias a un puente aéreo.


Los exhaustos paracaidistas del 6e BPC alcanzan su objetivo tras varios días de agotadoras marchas y combates.

Aún así, a pesar de los esfuerzos, todo el noroeste de Tonkin y la zona de la frontera con Laos quedaba abierta al Viet-Minh.

Salan había considerado los ataques Nghia-Lo como una operación de distracción, esperando una vez que sus reservas se encontraran comprometidas, un ataque en el Delta. Cuando esto no ocurrió, decidió lanzar una enérgica ofensiva sobre la zona del Viet Bac, al norte del Delta. El objetivo era avanzar sobre las líneas de comunicación del Viet-Minh, buscar y destruir sus depósitos de suministros y cortar sus rutas de aprovisionamiento, buscando atraer a las divisiones enemigas de vuelta de las montañas Thais, su debilitamiento militar, y reducir su credibilidad entre la población local.
Entonces, la posición Nghia-Lo podría ser recuperada, y así mantener al Viet-Minh alejado de territorio de Laos.

Para llevar a cabo este arriesgado y audaz plan, Salan decidió atacar a lo largo de la línea del río Claro y de la RC 2 (“Route Coloniale 2”), reuniendo una fuerza de 30.000 hombres, la mayor concentración jamás vista de tropas francesas en Indochina. Esta fuerza incluía cuatro Groupes Mobiles, dos Sous-Groupments Blindés (1er Chasseurs y 8e RSA ) y un Dinassaut (DNA 12) en el río Claro. La operación recibió el nombre en clave “Lorraine”.

Las fuerzas terrestres francesas se reunieron en dos puntos de partida: Trung Ha en el río Rojo, al noroeste de Son Tay, y Viet Tri, en el río Claro, hacia el noreste. El 29 de octubre se inició el avance con el objetivo de enlazar con Phu Tho, 32 km al norte. Sin embargo, las tropas regionales Viet-Minh lucharon con resistencia, retrasando la unión hasta el 5 de noviembre.
La ausencia de fuerza principal enemiga como oposición al avance hizo aumentar la confianza del CFEO, poniéndose en marcha para profundizar en las tierras altas de la selva.

El 9 de noviembre, 2350 paracaidistas del 3e BPC (“Bataillon Parachutistes Coloniaux”), 1er BEP (“Bataillon étranger de Parachutistes”)y 2e BEP fueron lanzados sobre un abrupto terreno cerca de la base de suministros del Viet-Minh de Phu Doan (“Operación Marion”), debiendo desplazarse hasta la RC2 unidades blindadas de los GM (“Groupes Mobiles”) 1 y 4, e infantes de marina de la Dinassaut (“Divisions navales d’assaut”) para socorrerlos.
En esta fase de la operación, los franceses capturaron un gran alijo de suministros del Viet-Minh, incluyendo 250 toneladas de municiones, 1.500 armas y cuatro camiones de fabricación soviética “Molotava”, cosa que sorprendió a su servicio de inteligencia.


Parte del alijo capturado en Phu Doan

De Phu Doan, la fuerza principal del CFEO avanzó hasta para Phu Yen, mientras que patrullas fuertemente armadas fueron enviadas por las carreteras del norte en dirección a Tuyen Quang y del oeste, a Yen Bay, estableciendo posiciones de bloqueo contra el esperado contraataque Viet-Minh.

Muchos se preguntarán donde estaba y qué pensaba Giap durante el asalto francés. El astuto general vietnamita decidió dejar hacer y mantener sus posiciones en el río Negro, consciente de que la logística del CFEO no podría mantener durante mucho tiempo ese avance de 160 km por ese estrecha vía, enviando a continuación desde allí para hostigar a los franceses a dos regimientos regulares del Viet-Minh (uno perteneciente a la División 308ª y otro de la 316ª) a Yen Bay, ordenando que las dos Divisiones que se habían infiltrado en el Delta del Río Rojo (la 304ª al norte y la 320ª al sur) aumentar su actividad guerrillera con el fin de alentar a Salan retirar las fuerzas comprometidas en “Lorraine”.

A mediados de noviembre, Salan se hizo cargo de que “Lorraine” había fracasado en sus objetivos. La fuerza principal de Giap no había sido llevada a la batalla, y el CFEO se encontraba guarnicionado en una estrecha franja de tierra que apuntaba a territorio Viet-Minh. Además, el sistema de suministro aéreo estaba ya estirado en exceso, y los convoyes por carretera o fluviales resultaban costosos debidos a las emboscadas realizadas por las fuerzas regionales enemigas.
Así pues, el 14 de noviembre Salan dio la orden de retirarse detrás de la Línea De Lattre.

Este plan al principio resultó bien, pero el 17 de noviembre los dos regimientos regulares del Viet-Minh que Giap había hecho regresar se encontraban en la zona de Phu Doan – Phu To, y junto con el Regimiento 36º de la División 308ª establecieron una emboscada a gran escala en el desfiladero de Chan Muong, lugar donde la RC2 alcanzaba en el mejor de los casos 150m de ancho, con un escarpado terreno selvático a ambos lados.

Cuando un convoy francés de unidades de los GM (“Groupes Mobiles”)1 y 4: BMI (“Bataillon de Marche Indochinois “), II/2e REI (“Régiment Étranger D´infanterie”), 4e BM/7e RTA (“Régiment de Tirailleurs Algériens”), y carros M24 Chaffee del RICM (“Régiment d’Infanterie Coloniale du Maroc”) entró en el desfiladero fue detenido por fuego de morteros pesados, a lo cual siguieron asaltos de infantería, que causaron graves pérdidas. Sólo la acción furiosa por los servidores de los blindados y de la retaguardia impidió la aniquilación total. Los paras, casualmente se habían retirado de la RC2 el 16 de noviembre.

Nuevas emboscadas se sucedieron durante la semana siguiente, en la que continuó la retirada del CFEO, contabilizándose unas 1.200 bajas, pérdidas que de no ser por cobertura aérea francesa hubieran sido bastante mayores

“Lorraine” fue una operación bien concebida, pero Giap se había mostrado como un adversario nada convencional. El CFEO se había apoderado de sus suministros pero rápidamente fueron repuestos gracias a sus proveedores chinos, manteniendo su posición amenazante sobre Laos. Salan había salido dañado, mientras que el vietnamita no había perdido prácticamente nada.

Giap, aprovechando la situación, contraatacó y tomó los dos puestos avanzados de Ba Lay y Moc Chan. Después, en un movimiento mal calculado ordenó a las 308ª, 312ª y 316ª Divisiones el asalto al enclave francés de Na San, lugar donde tras la debacle de Nghia Lo se habían retirado guarniciones aisladas junto con restos de unidades, guardando una posición defensiva (un “erizo”). Sin embargo, la guarnición, comandada por el Coronel Jean Gilles había sido reforzada, y el campamento se había fortificado con 3.500 minas y alambre de espino. La guarnición constaba del 3e BPC, 1er BEP, 2e BEP, III/3e REI, III/5e REI, dos batallones “Tirailleurs” y dos Vietnamitas, todo con apoyo artillero.


Baterías de artillería de Na San.

El asalto fue lanzado el 23 de noviembre. Los combates fueron intensos, pero por una vez el Viet-Minh se había equivocado respecto al tamaño y determinación de la guarnición.
A pesar de que algunos puntos fuertes cambiaron de manos, Giap se dio cuenta de que el asalto era inútil y tras seis duros de furiosos combates, el 3 de diciembre retiró sus tropas.


Hombres del III/5e REI

Esta acción representó un éxito moral muy alto para el CFEO, pero ancló en el cerebro de gran número de generales del estado mayor que ese tipo de campamentos atrincherados, sostenidos mediante un puente aéreo podían ser mantenidos contra viento y marea, incluso en medio de territorio enemigo, representando la solución para atraer y derrotar a las fuerzas principales del Viet-Minh.
Este éxito le valió al Coronel Gilles las estrellas de General, siendo sustituido al frente del GORMN (“Agrupación Operacional del río Negro medio”) por el Coronel Berteil.

A pesar de lo sucedido en Na San, el otoño de 1952 resultó fructífero para Giap, ya que se aseguró el control del área comprendida entre el río Rojo y Laos, tomando una aldea clave, situada en un valle por el cual pasaban las pistas que conducían a Laos, llamada Dien Bien Phu.

Fuentes:

http://indochine54.free.fr/ops/lorraine.html#top
“Vietnam, the history and the tactics” de John Pimlot
“La guerra de Indochina” de Osprey
“La batalla de Dien Bien Phu” de Erwan Bergot


1 comentario so far
Deja un comentario

¡¡Bravo,amigo….!!

Comentario por Joaquín Mañes




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



Sic Semper Tyrannis

Selección de Artículos de la Guerra de Secesión Americana

Al otro lado de ese Derecho

Si todos estamos de acuerdo... algo no funciona. A estas alturas ya debemos saber que, en cuestiones jurídicas, todos llevamos un seleccionador dentro.

La última batalla

Historia, personajes y material de guerra

My Vietnam Experience

The Vietnam War, through my eyes.

A %d blogueros les gusta esto: