La última batalla


Sargento Stubby
22 mayo 2012, 11:22
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: , , , ,

En 1917 mientras el 102 Reg de Infantería de la 26ª “Yanlee Division” se entrenaba por los alrededores del campus de Yale, el soldado John Robert Conroy se encontró a un Pit Bull Terrier. A pesar de que la presencia de animales estaba prohibida, John le llevó consigo, ganándose el animal enseguida la simpatía de todos sus compañeros.

Con el paso de los días los mandos comprobaron que la presencia del perro tenía un efecto positivo en la moral de los hombres y se le permitió permanecer con su dueño.
Stubby se adaptó perfectamente a la milicia, aprendió a distinguir los diferentes toques de corneta, estaba familiarizado con la instrucción, e incluso respondía a los saludos de los soldados subiendo su pata derecha a la altura de la ceja.

Cuando la división embarco en el USS Minnesota para combatir en las trincheras galas con motivo de la Primera Guerra Mundial, Conroy coló también en el barco a la nueva mascota del regimiento….

Stubby permaneció escondido en la carbonera hasta que llegaron a alta mar, momento en el que entre el júbilo de la tropa fue izado a cubierta. Como era normal en un viaje tan largo, fue descubierto por un mando, que impactado por el marcial saludo canino dio las órdenes pertinentes para que Stubby pudiera acompañar a la división a primera línea ya como mascota oficial.

El 102º llegó al frente el 5 de febrero de 1918, y Stubby se acostumbró rápidamente al fuego de fusilería y al de artillería pesada.

Su primera herida de guerra se produjo durante un ataque con gas, siendo enviado a un hospital de campaña hasta su recuperación.
De vuelta al frente esta circunstancia le había vuelto especialmente sensible al más mínimo rastro de este elemento, y una mañana mientras los hombres dormitaban nadie percibió que estaban siendo atacados. Stubby lo detectó y empezó a correr como un loco a través de las trincheras, ladrando y mordiendo a todos los hombres que permanecían acostados, incitándolos a hacer sonar la alarma de gas, evitando de este modo muchos heridos.

Más tarde fue nuevamente herido, esta vez un ataque con granadas le dejó con gran cantidad de metralla en el pecho y en una pierna. Fue evacuado a un hospital de campaña y más tarde a otro de la Cruz Roja para recibir cirugía adicional. Cuando se recuperó lo suficiente para moverse visitó a los soldados heridos que allí se encontraban con el fin de subir su moral.

Stubby también tenía la habilidad de localizar heridos en tierra de nadie, guiando a los médicos hasta dicha ubicación gracias a su desarrollado oído y a que era capaz de diferenciar el inglés de otros idiomas; también era capaz de guiar a los soldados perdidos hasta la seguridad de sus propias trincheras y podía “sentir” la llegada de los proyectiles de artillería antes de que lo oyeran los humanos, brindando unos valiosos segundos para que los hombres se cubrieran.

En otra actuación sorprendente en el Argonne Stubby detectó a un alemán que escondido estaba trazando el diseño de las trincheras aliadas. Los ladridos y posterior ataque permitieron que el espía fuera capturado, circunstancia que propició que el comandante del 102º propusiera su ascenso a Sargento, siendo el primer perro de las fuerzas armadas de los EE.UU en lograrlo…


Tras la reconquista de Château-Thierry por los EE.UU, las agradecidas mujeres de la ciudad cosieron un abrigo de gamuza para Stubby pudiera fijar sus medallas.

También hay una leyenda que dice que mientras estaba en París con el ya Corporal Conroy, salvó a una niña de ser atropellada por un coche

Stubby sirvió con el 102º durante 18 meses, participó en cuatro ofensivas y en diecisiete batallas.
A su llegada a los EE.UU se convirtió en toda una celebridad, encabezó numerosos desfiles, visitó al Presidente Woodrow Wilson reuniéndose posteriormente en la Casa Blanca con los Presidentes Harding y Coolidge. Fue galardonado con varias medallas al heroísmo, y nombrado miembro de la Legión Americana, de la Cruz Roja y de la Y.M.C.A.(Asociación de Jóvenes Cristianos).


Siendo condecorado por el General John J. Pershing.

Falleció en 1926 en los brazos de Conroy. Sus restos se exhiben en “The Price of Freedom: Americans at War” sito en el Smithsonian (Washington) y fue honrado con un ladrillo en el “Walk of Honor” de la WWI del “Liberty Memorial” de Kansas City en una ceremonia celebrada el 11 de noviembre del 2006, conmemorando el día del armisticio.

Fuentes:

http://en.wikipedia.org/wiki/Sergeant_Stubby
http://forums.somethingawful.com/showthread.php?threadid=3255771&userid=0&perpage=40&pagenumber=12
http://americanhistory.si.edu/militaryhistory/collection/object.asp?ID=15


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



Sic Semper Tyrannis

Selección de Artículos de la Guerra de Secesión Americana

Al otro lado de ese Derecho

Si todos estamos de acuerdo... algo no funciona. A estas alturas ya debemos saber que, en cuestiones jurídicas, todos llevamos un seleccionador dentro.

La última batalla

Historia, personajes y material de guerra

My Vietnam Experience

The Vietnam War, through my eyes.

A %d blogueros les gusta esto: