La última batalla


Dak Son
11 julio 2013, 22:03
Filed under: Guerra de Vietnam | Etiquetas: , , , ,

Dak Son era una aldea formada por unos 800 refugiados Montagnards (del grupo étnico Stieng), situada unos 75 kilómetros al noreste de Saigón. Los comunistas estaban intensamente interesados en ella, ya que meses antes los refugiados habían abandonado su antigua aldea (situada en Camboya) y se habían negado varias veces tanto a proporcionarles hombres para participar en la guerra como a regresar.
Para que evitar que otras comunidades Montagnards tuvieran la misma idea, los comunistas decidieron disuadirles dejando las cosas claras…

El 3 de diciembre de 1967 la aldea estratégica de Dak Son fue duramente atacada, pero a pesar eliminar a dos pelotones de las fuerzas de defensa, no cayó. A media noche del día 6 se lanzó un nuevo ataque que a la postre resultó definitivo, dos compañías de defensa fueron aniquiladas, se tomaron 15 prisioneros y se confiscaron todas las armas.

Aunque pues de que los habitantes estaban completamente desarmados y que en su mayoría eran mujeres y niños, unos 600 hombres cayeron sobre ellos, y disparando sus lanzallamas indiscriminadamente iluminaron la noche desatando el infierno…

Mientras las llamaradas de fuego se dirigían en todas las direcciones, los refugiados entre horribles gritos morían achicharrados, y el fuego en una rápida secuencia arrasaba todo a su paso.
Muchos Montagnards fallecieron dentro de sus cabañas, algunas familias se despertaron a tiempo y lograron escapar a la cercana selva, y algunos hombres se levantaron y lucharon, dando así tiempo a sus mujeres y niños para meterse en las trincheras excavadas bajo sus casas como medida de protección contra fuego de mortero fusilería. Muchos de ellos sin embargo acabaron asfixiados.

Casi todo quedó carbonizado: árboles, cercas, jardines, animales, y las pilas de grano de la cosecha anual que milagrosamente lograron sobrevivir fueron destruidas con granadas.

Sólo cuando se les acabó el combustible de los lanzallamas los comunistas recurrieron a las armas, tomaron a los 160 supervivientes y se ejecutó en el acto a 60 de ellos. Los 100 restantes fueron arrastrados a la selva en su camino hacia los santuarios comunistas más allá de la frontera con Camboya. La operación se realizó en unas 3 o 4 horas, un tiempo calculado para evitar que el amanecer facilitara el trabajo a la aviación y artillería americana.

Algunos supervivientes quedaron atrás, muchos vagaban horriblemente quemados, y con pañuelos y hojas de col en la cara para evitar el olor a carne quemada, y en ese deambular poco a poco empezaron a buscar a esposas, hijos y amigos. La visión resultaba terrorífica, niños en postura de estar abrazados se encontraron carbonizados dentro de los refugios, otros estaban sujetos a sus madres buscando protección, y bebés yacían como el carbón en lo que habían sido cestas de bambú…

Se recuperaron los restos de 252 personas, y se estimó que hubo unos 500 desaparecidos, algunos de los cuales fueron encontrados muertos en la selva, bien por quemaduras o bien a causa de otras heridas.
La masacre de Dak Son fue una advertencia a otros poblados Montagnards a cooperar, pero sin embargo muchas tribus se unieron a luchar junto con los americanos. El odio entre Montagnards y comunistas se convirtió en más hondo y duradero…

En su edición del 15 de diciembre de 1967, la revista “Time” describió la masacre de Dak Son como “la peor atrocidad cometida en la guerra de Vietnam”.

A pesar de que todas las fuentes disponibles en Internet afirman que quien cometió la barbarie eran miembros del Vietcong, recientes investigaciones llevadas a cabo por historiadores que trabajan para el “US Army Center of Military History” afirman que la unidad que cometió la masacre pertenecía al PAVN (People´s Army of Vietnam), en concreto el 88º Regimiento.

Respecto a la motivación por la cual se cometió la masacre, ya se ha comentado algo sobre la finalidad, pero merece la pena profundizar.
A nadie escapa que los comunistas utilizaban frecuentemente el asesinato, el secuestro y las amenazas de muerte para aterrorizar a los civiles que vivían bajo el control del gobierno de la República de Vietnam, pero por lo general se dirigían a una o dos personas, normalmente los “notables” y personas con cierta influencia en los demás, no a comunidades enteras, ya que masacres de este tipo fueron raras (exceptuando lo sucedido en Hue y ya comentado aquí).

Entre 1965 hasta mediados de 1967, el 88º Regimiento sirvió con la 1ª División del PAVN (People´s Army of Vietnam) en las Tierras Altas Centrales. El General Anh, comandante de la División comentó en su biografía los problemas que aquejaban a ese Regimiento: mala disciplina, no peleaba muy bien, y en varias ocasione se retiraron de la batalla sin permiso. Era por tanto una unidad problemática.

A finales de 1967, la unidad viajó a la 10ª Región Militar, en III Cuerpo, para formar parte de la 5ª División FAPL ((People’s Liberation Armed Forces), es decir, el Vietcong. Allí realizaron varios ataques de diversión contra Song Be y contra varios campamentos cercanos del ARVN, sufriendo fuertes bajas sin lograr apenas nada. Fue al final de esta campaña cuando la unidad recibió órdenes de atacar Dak Son, una aldea Montagnard que había resistido tres ataques de las fuerzas locales del Vietcong.

Así pues nos podemos imaginar como se encontraban los hombres del 88º Regimiento, habían pasado los dos últimos años luchando en las Tierras Altas Centrales, un lugar que no era el Delta, y donde escaseaba la comida, allí habían sufrido grandes bajas sin resultado aparente y enfermedades como la malaria seguramente también se habrían cebado con ellos.
Este cóctel de circunstancias unidos a los problemas de moral y disciplina harían que el ataque a Dak Son fuera especialmente cruel. Recordemos además que los vietnamitas consideraban a los Montagnards como “no humanos”, y que ahora tras los enfrentamientos con los que formaban parte de los Campamentos de las Fuerzas Especiales de los EE.UU situados en las Tierras Altas Centrales, todos ellos eran considerados hostiles.

Ahora mismo en todo lo que nos podemos apoyar son conjeturas, se puede especular que la orden dada al 88º Regimiento pudo ser la de aniquilar la aldea, o bien suponer que el crimen sucedió por un cúmulo de circunstancias que hicieron que la operación se les fuera de las manos, algo similar a lo ocurrido el 16 de marzo de 1968 en la aldea de My Lai, donde la Compañía C del Tte. Calley mató a cientos de civiles indefensos.

Fuentes:
http://www.11thcavnam.com/main/dak_son.htm
http://uncensoredhistory.blogspot.com.es/2013/03/the-bad-bad-vietcong.html
http://www.armchairgeneral.com/forums/showthread.php?t=86357
http://vnafmamn.com/VNWar_atrocities.html


1 comentario so far
Deja un comentario

la falta de disciplina en los soldados de 88 se debio en partes a la falta de doctrina que debe tener un buen combatiente bien formado

Comentario por julio




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



Sic Semper Tyrannis

Selección de Artículos de la Guerra de Secesión Americana

Al otro lado de ese Derecho

Si todos estamos de acuerdo... algo no funciona. A estas alturas ya debemos saber que, en cuestiones jurídicas, todos llevamos un seleccionador dentro.

La última batalla

Historia, personajes y material de guerra

My Vietnam Experience

The Vietnam War, through my eyes.

A %d blogueros les gusta esto: