La última batalla


Eldest son
17 abril 2016, 9:48
Filed under: Guerra de Vietnam, Programas | Etiquetas: , ,

Durante la guerra de Vietnam el SOG (Studies and Information Group), unidad de operaciones especiales altamente clasificadas, planificó y llevó a cabo algunas de las misiones encubiertas más arriesgadas y peligrosas durante este largo y sangriento conflicto.

A partir de 1967, la famosa unidad de guerra no convencional empezó a introducir en los depósitos de munición comunista miles de cartuchos saboteados, incluyendo fusilería, ametralladora y granadas de mortero. Cada uno de estos cartuchos, en apariencia normal, estaban rellenos con tal cantidad de alto explosivo que el arma en cuestión quedaba totalmente destruida y el confiado tirador o bien mutilado, o con suerte, muerto. En el caso de las granadas de mortero, las cargas ocultas eran tan potentes que podían acabar con todos los servidores del arma.
El objetivo de estas operaciones de sabotaje era por tanto doble: eliminar a la fuerza enemiga y también minar su confianza.

Fue el Coronel del SOG John Singlaub el hombre que sugirió la idea. El ex agente de la OSS supuestamente la “tomó prestada” del ejército británico, que en la campaña de Waziristan (1936-1939), había introducido en secreto entre los rebeldes sus cartuchos explosivos del .303 Lee Enfield, y que incluso en una fecha tan alejada como 1890 había hecho lo propio con las tribus insurgentes de Zimbaue, antigua Rhodesia.

“Eldest Son” comenzaba con la misión de detectar un depósito de munición enemigo que contuviera cartuchos de AK-47, de 12,7mm para su uso en ametralladoras o proyectiles de mortero de 82mm. Esta munición en perfecto estado se mezclaba con pequeñas cantidades de otra munición igual que llevaba el equipo de reconocimiento, y que se había abierto y rellenado con el explosivo, prácticamente indistinguible de la pólvora.


Caja de granadas de mortero

El SOG fabricó más de 12.000 cartuchos de munición trucados, y cerca de 2.000 proyectiles de mortero, y durante más de dos años los equipos de operaciones especiales de los EE.UU desplegados en Vietnam del Sur, Laos y Camboya trabajaron en introducir cajas de munición con cartuchos manipulados en los suministros del enemigo.

Probablemente la inserción más inteligente fue llevada a cabo por los SEAL en el Delta del Mekong, donde llenaron un sampan con munición defectuosa, le ametrallaron hasta llenarle de agujeros y esparcieron por la cubierta sangre de pollo, dejándole ir río abajo en dirección a una conocida aldea que simpatizaba con el Vietcong. El enemigo pensó que los tripulantes habían caído por la borda en una emboscada y mordieron el anzuelo…

Otra táctica menos arriesgada fue dejar cargadores completos abandonados en los campos de batalla con un solo cartucho saboteado, con la franca esperanza de que las fuerzas regulares de Vietnam del Norte o bien los guerrilleros comunistas los recuperaran.


AK-47 destruido y recuperado en el campo de batalla por los norteamericanos

Al mismo tiempo, el SOG extendió rumores de que las fábricas chinas de armamento estaban produciendo munición defectuosa. Según los relatos, la munición deficiente estaba siendo transferida a las tropas comunistas de Vietnam del Norte a sabiendas, con la más absoluta indiferencia por parte de los funcionarios de Beijing. Se esperaba que esta revelación condujera al “enfriamiento” de la relación entre las dos potencias comunistas, y para reforzar el engaño, los EE.UU difundieron por la Red de Radio del Ejército (monitorizada por la inteligencia enemiga), el consejo a sus hombres de no utilizar armas capturadas por el riesgo que planteaba utilizar munición china defectuosa.

El SOG fue incluso fue mas lejos y falsificó documentos oficiales del Vietcong y del Ejército de Vietnam del Norte informando sobre munición peligrosa, con la clara intención de que unidades enemigas situadas en las proximidades los recuperaran e informaran a sus superiores.

Hay pocos datos sobre el éxito de la Operación Eldest Son, que tuvo que ser abandonada en 1969 cuando los detalles de la misma se filtraron a los medios estadounidenses. Sin embargo la historia no termina ahí, recientemente se informó que el Ejército Sirio puso en marcha una operación similar en la guerra civil contra los rebeldes antigubernamentales. Según el “New York Times”, las fuerzas pro-Assad estuvieron pasando en secreto munición defectuosa a los combatientes enemigos a través de bazares de armas ilegales de toda la región. El documento informa que el Ejército Sirio se apropió de la idea de los militares de EE.UU, que al parecer habían estado haciendo lo mismo con los insurgentes de Afganistán e Irak.

Fuentes:

“SOG” de John L. Plaster

Project Eldest Son – The U.S. Scheme to Sabotage Charlie’s Rifles

http://www.fieldandstream.com/blogs/gun-nuts/2011/10/project-eldest-son-covert-ammo-sabotage-vietnam
http://en.wikipedia.org/wiki/Project_Eldest_Son
http://www.newser.com/story/156139/syria-booby-traps-rebels-ammo.html


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



Sic Semper Tyrannis

Selección de Artículos de la Guerra de Secesión Americana

Al otro lado de ese Derecho

Si todos estamos de acuerdo... algo no funciona. A estas alturas ya debemos saber que, en cuestiones jurídicas, todos llevamos un seleccionador dentro.

La última batalla

Historia, personajes y material de guerra

My Vietnam Experience

The Vietnam War, through my eyes.

A %d blogueros les gusta esto: