La última batalla


Simplemente paz

Recuerdo a mi madre cuando estaba a punto de morir. Había encogido y su piel se volvió gris. Le pregunté si estaba asustada. Dijo no con la cabeza. Me dio miedo la forma en que llegó su muerte. No vi belleza ni esperanza cuando ella se reunió con Dios. La gente suele hablar de la inmortalidad, pero yo no la vi. Me preguntaba cómo sería mi muerte. Qué se debe sentir al comprender que ese será tu último aliento. Espero saber afrontarlo del mismo modo que ella. Con la misma… serenidad. Porque ese es el secreto, ahí se oculta la inmortalidad.

Esta terrible crueldad ¿de dónde sale? ¿Cómo ha arraigado en el mundo? ¿De qué semilla, de qué raíz ha brotado? ¿Y de quién es obra? ¿Quién nos mata, nos arrebata la vida y la luz? Se burla de nosotros mostrando lo que podríamos haber conocido. ¿Acaso esta destrucción beneficia a la tierra? ¿Ayuda a que crezca la hierba o que luzca el sol? ¿También en ti hay esta oscuridad? ¿Has vivido esta negra noche?

¿Eres honrado? ¿Amable? ¿En esto se basa tu confianza? ¿Todo el mundo te quiere? A mí también me querían ¿Acaso imaginas que tú dolor será menos intenso porque amabas la bondad o la verdad?

¿Quién eres tu que adoptas tan diferentes formas? De tu muerte nadie escapa, pero también eres la fuente de todo lo que ha de nacer. Eres gloria, misericordia, paz, verdad. Aportas calma al espíritu, comprensión, valor, y colmas los corazones.

¿Por qué iba a tener miedo a la muerte? Te pertenezco a ti. Si caigo yo primero, te esperaré allí, al otro lado de las oscuras aguas. Te necesito ahora.

¿Todavía crees que hay algo bueno en la gente, verdad? ¿Cómo lo consigues? Para mí eres un mago.

Horas como meses. Días como años. Viví una época dorada. Pisé las orillas de un nuevo mundo.

En la guerra cada hombre libra su propia batalla. Los miedos y las esperanzas despojan al alma de todo recubrimiento y la dejan desnuda y sola frente al mundo. En aquellos lugares donde conviven el paraíso y el infierno, donde los hombres se convierten en bestias y envenenan su espíritu, existe una delgada línea que separa la vida de la muerte, la serenidad del terror y la lucidez de la locura.

¿Qué significa esta guerra en el corazón de la naturaleza?
¿Por qué la naturaleza compite contra sí misma, como la tierra hace con el mar?
¿Hay alguna fuerza vengadora en la naturaleza, o no sólo una, si no dos?

Anuncios

1 comentario so far
Deja un comentario

Remarkable topic

Comentario por Johnson Tresca




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



Sic Semper Tyrannis

Selección de Artículos de la Guerra de Secesión Americana

Al otro lado de ese Derecho

Si todos estamos de acuerdo... algo no funciona. A estas alturas ya debemos saber que, en cuestiones jurídicas, todos llevamos un seleccionador dentro.

La última batalla

Historia, personajes y material de guerra

My Vietnam Experience

The Vietnam War, through my eyes.

A %d blogueros les gusta esto: