La última batalla


Fragging en Vietnam
23 septiembre 2010, 13:02
Filed under: Guerra de Vietnam | Etiquetas: ,

La tarde del 22 de octubre de 1970 la Compañía Lima del 3er Batallón del 1er Regimiento de Marines se hallaba ocupada en una operación anti-infiltración en el “Rocket Belt”, un área de mas de 500 km cuadrados circundantes a la Base de Da Nang. Los Marines estaban establecidos en bunkers situados en un puesto avanzado en “Hill 900”, al este de Da Nang.

Esa noche un servicio de centinela le correspondía al Sodado Gary A. Hendricks, el cual se instaló en su posición y se puso cómodo, tanto que se quedó dormido y fue sorprendido por Richard L. Tate, el Sargento de Guardia, motivo por el cual se ganó una buena bronca.

Poco después de medianoche del día siguiente, Hendricks arrojó una granada de fragmentación por el conducto de ventilación del bunker del Sargento Tate. La granada cayó en su estómago y la explosión le voló las piernas, motivo por el cual murió. Sólo le quedaban tres semanas de servicio para abandonar Vietnam.
La explosión también hirió a otros dos sargentos que se encontraban dentro del bunker.

Hendricks fue acusado de asesinato, confesó, y fue juzgado por un Tribunal Militar. La pena de muerte fue reducida a cadena perpetua.

Este método de asesinato, usando una granada de fragmentación y aprovechando el amparo y anonimato que ofrece la noche, quedaría ligado siempre a la guerra de Vietnam.

El primer uso de la palabra “fragging” en un medio de prensa relevante apareció en enero de 1971, cuando el “Whasington Post” publicó una columna de opinión de Charlmers Roberts, que decía: “Las fuerzas de los EE.UU sabiendo que está próxima su partida, pero no exactamente cuando, han desarrollado la mentalidad y filosofía de ¨¿Por qué tomar riesgos en una guerra que está llegando a su fin?¨. Recientes informes llegados de Vietnam hablan de desmoralización, y de “fragging” de los reclutas a los oficiales; que consiste en lanzarles granadas de mano para poner fin a su agresividad”

Aunque granadas de diversas formas han sido utilizadas en las guerras desde hace cientos de años, las modernas granadas de mano vieron su uso por primera vez a comienzos del S.XX por los ejércitos europeos. Por eso, aunque el término “fragging” se asocia a Vietnam, hay también casos documentados de comportamientos similares tanto en la Primera y Segunda Guerra Mundial como en Corea, aunque es cierto que si lo comparamos con Vietnam, esos casos fueron mínimos.

El “fragging” por tanto se empezó a producir cuando los soldados pudieron constatar que la presencia norteamericana en Vietnam no sería muy larga. Entonces decayó la disciplina, la moral y la agresividad. Nadie quería morir por una causa que ya se veía perdida, y los soldados encontraron con el “fragging” la forma más efectiva de cortar el entusiasmo de sus superiores por el combate.

En Vietnam las granadas de fragmentación utilizadas por el Ejército Norteamericano eran de los modelos M26, M61 y M67, y además de su efectividad, tenían la ventaja que a diferencia de subfusiles y pistolas no tenían asignado número de serie y no dejaban por tanto ninguna evidencia balística que hiciera posible su identificación. Por tanto, cuando se quería acabar con un oficial que se considerara incompetente, demasiado agresivo o que su comportamiento fuera un peligro, las granadas fueron el medio principalmente elegido.

En 1972 se dieron a conocer a la opinión pública casos de “bounty hunting” o caza-recompensas, donde los soldados agrupaban su dinero para recompensar al que matara al oficial o sargento “marcado”. Un caso bien conocido de “bounty hunting” sucedió en mayo de 1969 durante la sangrienta batalla de “Hamburger Hill”, cuando dentro de la 101 División Aerotransportada se ofrecieron 10.000 dólares por la cabeza del Teniente Coronel Weldon Honeycutt.
Hubo varios intentos de acabar con él sin éxito.

En los EE.UU el problema pasó rápidamente del Pentágono al Senado y en abril de 1971 en líder demócrata del Estado de Montana, Mike Mansfield relató el suceso de su paisano, el Teniente Thomas A. Dellwo que fue asesinado por error mientras dormía en su estancia de Bien Hoa. Este caso removió muchas conciencias entre la clase política.

Esta amenaza permanente sobre los oficiales a veces ejercía una fuerte influencia. En 1972 Eugene Linden escribió un artículo en el “Saturday Review” que permitió conocer el caso de un Teniente que se negó a obedecer una orden que requería lanzar a sus hombres a un asalto de una posición enemiga en la zona del Delta de Mekong. Naturalmente el “fragging”no se llevó a cabo, pero el oficial tuvo que hacer frente a las consecuencias de desobedecer la orden.

A medida que las tropas abandonaban Vietnam, aumentaban los casos de “fragging”. En 1969 se contaron 96 casos, en 1970 crecieron a 209, en 1971, a pesar de que las operaciones a gran escala se evitaron, en los once primeros meses se contabilizaron 215. En julio de 1972 cuando los últimos norteamericanos abandonaban Vietnam, había habido 551 casos documentados que causaron 86 muertes y más de 700 heridos, y eso que el Departamento de Defensa sólo hizo constar los hechos donde se utilizaron artefactos explosivos….

Los abogados militares estiman que sólo un 10% de los casos de “fragging” fueron resueltos, y de acuerdo con el perfil de los acusados se puede decir que su media de edad era de 20 años, la mayoría cuando se alistaron apoyaban la guerra, tenían un bajo nivel de estudios, servían en unidades de apoyo realizando trabajos para los que no estaban entrenados y tenían un nivel muy bajo de satisfación. En los interrogatorios no se mostraban arrepentidos y el 90% estaba bajo los efectos de las drogas en el momento de lanzar la granada.

Fuentes:

Vietnam Magazine
NAM. Crónica de la guerra de Vietnam II.


4 comentarios so far
Deja un comentario

Felicidades. Este artículo resume perfectamente el fin (caótico y nada honorable) de una guerra, el fin de una época, sus motivos, sus ideales, si es que alguna vez existieron, y todo cuanto le rodeó.

Comentario por Jean

Gracias Jean.
Así lo veo yo también, a medida que la guerra avanzaba los ideales que los americanos llevaron como bandera a Vietnam fueron desapareciendo poco a poco, y el comportamiento y disciplina degeneraron a niveles que nadie hubiera creído posible, sucediéndose las deserciones, negativas a combatir, consumo masivo de drogas, y el tristemente famoso “fragging”.

Comentario por jesuspdlr

Cuando un ejército va perdiendo una guerra es normal que la disciplina se resienta. Cuando vas ganando los discursos suenan mejor y son más creíbles.

Y una guerra como la de Vietnam, tan lejos de casa, la derrota tampoco suponía una amenaza real.

Comentario por Marius

En realidad todas las guerras importantes que ha mantenido EEUU han sido lejos de su casa pero “oficialmente” aquélla fue la primera que perdieron, y de qué manera. Estoy de acuerdo que la derrota no supuso una amenaza real para USA, al menos desde un punto de vista militar, pero soy de la opinión que las consecuencias del fin de la contienda se hicieron notar en el país y en su sociedad convulsionando, más si cabe, el tumultuoso fin de la década de los sesenta y el comienzo de los setenta que vivió aquél país. Que les pregunten a muchos de los veteranos que regresaron cómo y de qué manera les recibieron. Creo que ambas partes trataban de esquivar los densos nubarrones de frustración, resentimiento e impotencia y cada cuál trataba de justificarse y de justificar los hechos según su particular punto de vista. Para los soldados (no hablo de los altos mandos) y para una parte de la población fue un trauma palpable (no es un manido cliché) y una humillación en toda regla que les ha costado bastante superar (incluso hoy en día es probable que bastantes personas continúen bajos dichos efectos) Aún se sigue buscando a desaparecidos en combate y las conmemoraciones y reuniones de veteranos se repiten con metódica exactitud aunque la sociedad civil y los diferentes Gobiernos no tengan muchas ganas de sumarse a tales eventos.

Yo creo que cuando en Estados Unidos los asuntos de la guerra van mal, como tal vez sea el caso de Afganistán, Vietnam siempre será el referente.

Comentario por Jean




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



Sic Semper Tyrannis

Selección de Artículos de la Guerra de Secesión Americana

Al otro lado de ese Derecho

Si todos estamos de acuerdo... algo no funciona. A estas alturas ya debemos saber que, en cuestiones jurídicas, todos llevamos un seleccionador dentro.

La última batalla

Historia, personajes y material de guerra

My Vietnam Experience

The Vietnam War, through my eyes.

A %d blogueros les gusta esto: